Hijos del pueblo… ¡A las barricadas! La recuperación de dos himnos históricos. 100 años de la fundación de la CNT

i hablamos de la historia del anarcosindicalismo ibérico no podemos dejar de poner en valor los símbolos que lo han representado durante estos cien años que ahora cumple la CNT.

.

CNT | 23-1-2010 a las 21:24 |

Si hablamos de la historia del anarcosindicalismo ibérico no podemos dejar de poner en valor los símbolos que lo han representado durante estos cien años que ahora cumple la CNT.

La bandera rojinegra, Heracles con el león de Nemea, las propias siglas CNT, son indiscutiblemente las principales representaciones gráficas del anarcosindicalismo ibérico, aunque este sea bastante más antiguo que la propia CNT-AIT.

Pero si hablamos de música, son dos las canciones que han destacado siempre entre todas las demás que han acompañado nuestra historia y que han alcanzado la categoría de himnos; “Hijos del pueblo” y “¡A las barricadas!”.

“Hijos del pueblo” parece ser que data de 1885 y la compuso el tipógrafo Rafael Carratalá Ramos. Lo cierto es que tuvo un tremendo éxito en los círculos obreros de la primera Internacional y pasó a convertirse (junto a “la Internacional”) en canción de referencia para los socialistas antiautoritarios.

“¡A las barricadas!”, por su parte, es una versión de la “Warszawianka” ó “Varsoviana”, canción compuesta en prisión por el poeta polaco Wacław Święcicki en 1883.

Diferentes versiones de “la varsoviana” se popularizaron por toda Europa en solidaridad con el movimiento obrero polaco, que luchaba duramente por los derechos de los trabajadores y contra la ocupación rusa.

En noviembre de 1933 se publicó la partitura en el periódico “Tierra y Libertad” de Barcelona, con letra de Valeriano Orobón Fernández y arreglos musicales para coro de Ángel Miret.
Aquella versión se tituló “Marcha triunfal. ¡A las  barricadas!” y en poco tiempo ganó en popularidad a la tradicional “Hijos del pueblo”.

Ambas canciones fueron grabadas en 1936 por el Orfeó Català de Barcelona bajo la dirección de Francesc Pujol.
En el caso de “Hijos del pueblo”, con una letra diferente a la original de 1885, más corta y orientada a la confrontación bélica.

El proyecto de “restauración”.

Las grabaciones de las dos canciones que han llegado a nuestros días tienen gran valor histórico, pero lamentablemente, muy baja calidad sonora. A pesar de lo cual, se siguen usando por no existir ninguna versión “restaurada”.

Con motivo de la conmemoración del centenario de la CNT, se puso encima de la mesa una vieja idea: La  regrabación de “Hijos del Pueblo” y “¡A las barricadas!”.

El primer paso fue el de tratar de localizar las partituras, para lo cual nos dirigimos a la Fundación Anselmo Lorenzo, con la esperanza de que estuvieran depositadas en sus archivos. Desgraciadamente, nos informaron de que si aún existían, estaban desaparecidas, probablemente extraviadas ó destruidas al finalizar la guerra.

Nos pusimos después en contacto con el periódico “Tierra y Libertad” que nos dio una tremenda alegría: ¡tenían las partituras!

Nos hicieron llegar la partitura de “Marcha triunfal.¡A las barricadas!” de 1933 y dos de “Hijos del pueblo”; la original y la versión de 1936.

Comprobamos que sólo existía una partitura para voz y piano, faltaba toda la orquestación. Esto significaba que había que volver a reconstruir la partitura general, es decir las voces de cada instrumento y del coro.

Mantuvimos una reunión con los compañeros  Carmen Gutiérrez Aira, profesora de conservatorio de Bilbao y Kepa Bermejo, miembro de la Coral del Ensanche, donde les aportamos las partituras y grabaciones y les expusimos el proyecto.

Composición y grabación.

Por mediación de Carmen Gutiérrez Aira, a primeros de Abril, el compositor Juan Manuel Yanke empezó a trabajar con los limitados  materiales que le facilitamos.

La labor de Juan Manuel Yanke ha sido sin duda la más importante en la consecución de este proyecto. Son incontables las horas de esfuerzo personal que ha aportado de manera totalmente desinteresada para poner voz a cada uno de los instrumentos.

En el caso de “Hijos del pueblo”, se ha inspirado en la grabación de 1936, con una larga introducción musical a la que ha añadido su sello sinfónico personal antes de la contundente entrada del coro, entonando la letra original de 1889.
Su versión de “¡A las barricadas!” sorprenderá sin duda por sus diferencias  con respecto a la grabación de 1936. Juan Manuel Yanke  hace en la introducción sendos guiños a las versiones alemana y rusa de “La varsoviana”, con entrada del coro suave y escalonada. Tras una pausa, todas las voces se incorporan con toda su fuerza.

Hay algunos giros melódicos y rítmicos diferentes a la versión grabada en 1936 y tiene su explicación: la partitura en la que se ha inspirado es anterior a la que utilizó el Orfeó Català, por lo que podemos considerar que se ha recuperado la versión original.

Hay que agradecer el enorme trabajo de los compañeros José Martín Álvarez, editando la partitura y particellas, haciendo correcciones y participando como músico en la orquesta. Carmen Gutiérrez, concertino al frente de la orquesta, coordinadora y productora musical. Luís Gamarra, dirigiendo el coro y la orquesta desde los primeros ensayos. Mario Clavell Larrinaga, que además de tocar la flauta, ha ayudado en todo lo relativo a las necesidades de la grabación. Y todo el coro, que ha actuado literalmente “por amor al arte”.

Además, Juan Manuel Yanke ha tenido la generosidad de ceder desinteresadamente a la CNT-AIT los derechos sobre las composiciones.

Tras varios meses de arduo trabajo componiendo, escribiendo, arreglando, juntando músicos y cantantes de diferentes masas corales… tras largas horas de ensayos y correcciones, el 14 de Noviembre de 2009 tuvo lugar la grabación definitiva en el conservatorio “Juan Crisóstomo de Arriaga” de Bilbao.

Dos versiones de cada canción; coral e instrumental. 23 músicos, coro mixto de 35 personas, director y equipo de grabación.

El resultado será editado en breve en CD, con una pista de video con el “Making of” realizado por el compañero Víctor González Rubio, director de cine.

Como conclusión hay que hacer constar que en el caso de “¡A las barricadas!” es la primera vez que se graba con orquesta y coro desde 1936.
La recuperación de “Hijos del pueblo” es aún más emocionante, ya que nunca se había grabado en estas condiciones con su letra original.

Un hermoso acto de memoria histórica que no se llevará el viento.

TODAS LAS ACTIVIDADES DEL CENTENARIO EN:  http://www.cnt.es/centenario


Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: