Detenidos dos sicarios ultraderechistas de las AUC en Valencia

Detenidos en Valencia El Pollo y Ronco, dos miembros de las AUC a quienes se les atribuyen más de 200 asesinatos, torturas y secuestros. La prensa esconde la ideología ultraderechista del grupo.

.

kaosenlared 14-9-2010 a las 12:20

AUC

Detinguts a València i L’Eliana dos sicaris colombians membres del grup paramilitar d’extrema dreta AUC La Policia Nacional va detindre ahir a València i L’Eliana dos paramilitars colombians als qui se’ls atribueixen més de 200 assassinats, segrests i tortures. ‘Ronco’, de 44 anys, i ‘Pollo’, de 36 i casat a la localitat del Camp de Túria, eren membres del grup paramilitar colombià d’extrema dreta Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), relacionat amb el narcotràfic i amb vincles amb el govern d’Uribe em la lluita contra la guerrilla de les FARC i l’ELN. Fa pocs mesos, la fiscalia colombiana va poder documentar en 400 poblacions del país unes 300.000 denúncies que es refereixen a l’assassinat d’almenys 150.000 persones per part dels paramilitars, després de descobrir-se la fossa comuna més gran d’Amèrica Llatina, amb més de 2.000 cossos de camperols i sindicalistes. Notícia de Levante-EMV:

Capturan en Valencia y l´Eliana a dos sanguinarios sicarios

A ‘Ronco’, de 44 años, y ‘Pollo’, de 36 y casado en la localidad del Camp de Túria, se les vincula con más de 200 asesinatos, secuestros y torturas en Colombia.

EFE/LEVANTE-EMV.COM Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia y L’Eliana, una población residencial a unos 20 kilómetros de la capital valenciana, a dos sicarios relacionados con más de 200 asesinatos selectivos, secuestros y torturas en Colombia, han informado fuentes de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

Se trata de los ciudadanos colombianos más peligrosos detenidos en España hasta ahora, tanto por su historial como por la variedad de sus actividades criminales, según han resaltado las mismas fuentes.

Formaban parte de “oficinas de cobros” a sueldo de cárteles de la droga y se habían asentado en España con la intención de continuar con sus actividades.

Los dos detenidos han sido puestos a disposición de la Audiencia Nacional para su extradición por los delitos de homicidio, tenencia ilícita de armas, torturas, tráfico de estupefacientes y secuestro.

En la operación han participado agentes de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial y de la policía colombiana, con el apoyo de agentes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

A raíz de la desmovilización de las “Autodefensas Unidas de Colombia”, la investigación determinó que varios integrantes de ese colectivo -condenados por su participación en asesinatos y tráfico de drogas- habían huido de la justicia colombiana y se habían asentado en diferentes países europeos.

Según las mismas fuentes, estas organizaciones actúan vinculadas a cárteles de la droga colombianos y se dedican a la ejecución de actividades de sicariato, entre ellas la comisión de asesinatos selectivos, extorsiones y secuestros.

El pasado mes de junio se recibió una información a través del Oficial de Enlace de la Policía Colombiana, en la que se alertaba de la posible presencia en España de dos delincuentes colombianos, conocidos por los alias “Ronco y “Pollo”, relacionados con los cárteles del Norte del Valle y de Envigado.

El primero de ellos, Mauricio Alberto González Sepúlveda, alias “Ronco”, de 44 años, figura en la lista de los más buscados del cártel de Envigado y fue uno de los líderes del “Bloque Héroes de Granada” de las “Autodefensas Unidas de Colombia”.

Tras los acuerdos para la desmovilización del citado grupo, “Ronco” no cumplió con el proceso dentro de la aplicación de la ley de Justicia y Paz y continuó como líder de la “oficina de cobros” “La Unión”.

El segundo detenido, Henry Norberto Valdés Marín, alias “Pollo”, de 36 años, actuaba como jefe logístico de la “oficina de cobros” de “Las Tres Puntillas” o “La Negra”, vinculada con el Cartel del Norte del Valle.

“La Negra” presta sus servicios criminales al mejor postor y dispone de un grupo de sicarios que se desplaza con frecuencia al exterior a ejecutar actos criminales. Operan en 8 países y se le atribuye, al menos, la comisión de 200 asesinatos en Colombia.

En sus acciones, ataban y amordazaban a las víctimas, les encintaban la cabeza y les asesinaban para posteriormente clavarles tres puntillas en la cabeza.

Entre los más de 200 asesinatos se encuentran el del futbolista Albeiro “El Palomo” Usuriaga en febrero del 2004, crimen cometido por un muchacho de unos 15 años, así como la muerte de dos agentes de inteligencia del DAS y de la Policía, y de una mujer, cuyo cuerpo fue encontrado en una maleta abandonada cerca del zoológico de Cali.

Los agentes han arrestado a “Ronco” en L’Eliana, localidad en la que había contraído matrimonio de forma fraudulenta con una ciudadana española para obtener un permiso de residencia y posteriormente la nacionalidad española.

Las autoridades colombianas le reclamaban por los delitos de homicidio agravado, tráfico de armas, secuestro, tortura y tráfico de sustancias estupefacientes.

“Pollo”, que ha sido detenido en la ciudad de Valencia y también había alterado sus huellas dactilares, era reclamado por delitos de homicidio con agravantes, secuestro y tráfico ilegal de armas.

Paramilitars d’extrema dreta colombians reconeixen més de 30.000 assassinats

Ex integrants de grups paramilitars d’extrema dreta colombians, en teoria desmobilitzats entre 2003 i 2006, han confessat haver assassinat durant els darrers 20 anys a més de 30.000 persones, segons un informe de la Fiscalia General. A més, han reconegut haver realitzat més de 1.000 massacres i haver fet desaparèixer unes 2.500 persones. La Fiscalia ha aconseguit documentar en 400 poblacions del país unes 300.000 denúncies que es refereixen a l’assassinat d’almenys 150.000 persones per part dels paramilitars. Les confessions dels qui s’han sotmès a la justícia han permès l’apertura d’investigacions per complicitat contra 311 dirigents polítics, 240 integrants de les Forces Armades i 106 funcionaris de diverses institucions públiques, segons l’informe de la Fiscalia. Ara fa un mes, es descobria una fossa amb més de 2.000 cossos dipositats per l’Exèrcit des de 2005. El passat dia 6 de març, va tindre lloc a Barcelona un acte contra el terrorisme d’estat a Colòmbia i en memòria de les víctimes (MIRA EL VÍDEO)

Notícia de Tercera Información:

Confiesan grupos paramilitares de ultraderecha en Colombia más de 30 000 asesinatos

Los ex integrantes de los grupos paramilitares de ultraderecha, que se desmovilizaron entre 2003 y 2006, han confesado más de 30.000 asesinatos cometidos en las dos últimas décadas en Colombia, según un reporte de la Fiscalía General
Internacional | AFP/RHC-DPA | 05-03-2010

Los ex integrantes de los grupos paramilitares de ultraderecha en Colombia, han confesado haber cometido más de 30 000 asesinatos en las dos últimas décadas, según un reporte de la Fiscalía General. Las revelaciones han sido hechas en el marco de las indagatorias a que accedieron los delincuentes que se acogieron a la llamada Ley de Justicia y Paz, aprobada por el Congreso a pedido del Gobierno, para dar soporte jurídico al proceso de negociaciones que se lleva a cabo con las organizaciones paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia.

Según el más reciente reporte de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, encargada de investigar a los ex integrantes de las AUC, éstos han confesado 30.470 asesinatos.

Asimismo, han admitido que cometieron más de un millar de masacres y que propiciaron la desaparición forzada de 2.500 personas.

Las confesiones de quienes se han sometido a la justicia han permitido la apertura de investigaciones por complicidad contra 311 dirigentes políticos, 240 integrantes de las Fuerzas Armadas y 106 funcionarios de diversas instituciones públicas, según el reporte.

El diario “El Tiempo” señaló hace un mes que la fiscalía ha logrado documentar en 400 poblaciones del país unas 300.000 denuncias que se refieren al asesinato de al menos 150.000 personas por parte de los paramilitares, por lo que hay una enorme diferencia entre los homicidios cometidos y los confesados.

Unos 32.000 integrantes de las AUC se desmovilizaron en un proceso de negociaciones con el gobierno entre 2003 y 2006, de los cuales cerca de 2.000 han confesado los 30.470 asesinatos.

La fiscalía advierte que si la justicia logra comprobar la culpabilidad de un paramilitar en un delito no confesado, éste pierde los beneficios judiciales y puede ser condenado a 40 años de cárcel, de acuerdo con las normas ordinarias.

La Ley de Justicia y Paz establece penas inferiores a ocho años de prisión.

Notícia d’Antifeixistes.org:

Descoberta a Colòmbia una fossa comuna amb més de 2.000 morts

Al xicotet poble de La Macarena, regió del Meta, 200 kilòmetres al sud de Bogotà, una de les zones més calentes del conflicte colombià, s’ha descobert la major fossa comuna de la historia recent d’Amèrica Llatina, amb vora 2.000 cadàvers sense identificar.”El comandante del Ejército nos dijo que eran guerrilleros dados de baja en combate, pero la gente de la región nos habla de multitud de líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro”, ha dit Jairo Ramírez, secretari del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia. El líder paramilitar John Jairo Rentería, d’extrema dreta, va confessar que va assassinar més de 800 persones: “Había que desmembrar a la gente. Todos en las Autodefensas tenían que aprender eso y muchas veces se hizo con gente viva”.

Aparece en Colombia una fosa común con 2.000 cadáveres

Tras el cementerio de La Macarena, a 200 km. de Bogotá, se enterraron miles de cuerpos sin nombre. Los cuerpos sin identificar ha sido depositados por el Ejército a partir de 2005

26/01/2010

En el pequeño pueblo de La Macarena, región del Meta, 200 kilómetros al sur de Bogotá, una de las zonas más calientes del conflicto colombiano, se está descubriendo la mayor fosa común de la historia reciente de Latinoamérica, con una cifra de cadáveres “NN”, enterrados sin identificar, que podría llegar a los 2.000, según diversas fuentes y los propios residentes. Desde 2005 el Ejército, cuyas fuerzas de élite están desplegadas en los alrededores, ha estado depositando detrás del cementerio local cientos de cadáveres con la orden de que fueran inhumados sin nombre.

Se trata del mayor enterramiento de víctimas de un conflicto de que se tenga noticia en el continente. Habría que trasladarse al Holocausto nazi o a la barbarie de Pol Pot en Camboya, para encontrar algo de esta dimensión.

El jurista Jairo Ramírez es el secretario del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia y acompañó a una delegación de parlamentarios ingleses al lugar hace algunas semanas, cuando empezó a descubrirse la magnitud de la fosa de La Macarena. “Lo que vimos fue escalofriante”, declaró a Público. “Infinidad de cuerpos, y en la superficie cientos de placas de madera de color blanco con la inscripción NN y con fechas desde 2005 hasta hoy”.

Ramírez agrega: “El comandante del Ejército nos dijo que eran guerrilleros dados de baja en combate, pero la gente de la región nos habla de multitud de líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro”.

Mientras la Fiscalía anuncia investigaciones “a partir de marzo”, tras las elecciones legislativas y presidenciales, una delegación parlamentaria española integrada por Jordi Pedret (PSOE), Inés Sabanés (IU), Francesc Canet (ERC), Joan-Josep Nuet (PCC), Carles Campuzano (CiU), Mikel Basabe (Aralar) y Marian Suárez (Eivissa pel Canví) llegó ayer a Colombia para estudiar el caso y hacer un informe para el Congreso y la Eurocámara. La situación de la mujer como primera víctima del conflicto y la de los sindicalistas (solo en 2009 fueron asesinados 41) centrarán también su trabajo en diferentes zonas del país.

Más de mil fosas en el país

El horror de La Macarena ha puesto de actualidad la existencia de más de mil fosas comunes con cadáveres sin identificar en Colombia. Hasta finales del pasado año, los forenses habían censado unos 2.500 cadáveres, de los que habían logrado identificar a cerca de 600 y entregar los cuerpos a sus familiares.

La localización de estos cementerios clandestinos ha sido posible gracias a las declaraciones en versión libre de los mandos medios presuntamente desmovilizados del paramilitarismo y acogidos a la controvertida Ley de Justicia y Paz que les garantiza una pena simbólica a cambio de la confesión de sus crímenes.

La última de estas declaraciones ha sido la de John Jairo Rentería, alias Betún, quien acaba de revelar ante el fiscal y los familiares de las víctimas que él y sus secuaces enterraron “al menos a 800 personas” en la finca Villa Sandra, en Puerto Asís, región del Putumayo. “Había que desmembrar a la gente. Todos en las Autodefensas tenían que aprender eso y muchas veces se hizo con gente viva”, ha confesado el jefe paramilitar a la fiscal de Justicia y Paz.

“El Gobierno no quiere investigar”

Alfredo Molano. Sociólogo y escritor

Alfredo Molano, uno de los columnistas más influyentes de Colombia, ha recorrido el país como cronista de la violencia, lo que le valió el exilio para escapar de las amenazas de militares y paramilitares.

¿Cuál es la situación de las fosas en Colombia?

La propia Fiscalía General de la Nación habla de 25.000 “desaparecidos”, que en algún sitio tienen que estar. Hay cementerios clandestinos enormes en Colombia. Hay gente borrada. También es posible que hayan hecho desaparecer muchos restos como en los hornos crematorios del nazismo.

¿Estas fosas tienen que ver con los llamados ‘“falsos positivos”?

Sí, todo esto puede estar relacionado con los “falsos positivos” [colombianos civiles asesinados a la que se presentaba como “muertos en combate”]. El ejército los enterraba clandestinamente. Buena parte de ellos van a encontrarse en estas fosas comunes.

¿Cuál puede ser la magnitud de estos hallazgos de fosas?

Terrible. Ni en los años cincuenta hubo en Colombia tanta brutalidad como la que muestran estas acciones de los paramilitares, pero el Gobierno no tiene voluntad de investigar a fondo, y sólo dejará que aparezcan algunas tumbas. Además, los plazos son larguísimos y las dificultades técnicas para las identificaciones, pruebas químicas y ADN son enormes.

http://prensarural.org

Link: antifeixistes.org

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: