La Unidad desde la Izquierda

PUBLICADO POR J.PARRA EL DICIEMBRE – 7 – 2010

Hace poco más de cuatro años escribí un artículo que se reprodujo en diversos medios de comunicación de izquierdas bajo el título “La Unidad de la Izquierda”. Transcurrido todo este tiempo volvería a escribir lo mismo, con algunos matices, para describir no sólo la situación actual de la izquierda, sino la necesidad de unidad de acción para enfrentar un estado de cosas que tiene contra las cuerdas a las organizaciones políticas y sindicales de izquierda, a la clase obrera y a la propia inteligencia.

En plena ofensiva ideológica neoliberal, con un Gobierno del PSOE en una caída libre provocada por la mayor traición a los trabajadores en la Historia de España, y con los pocos espacios de libertad que nos quedan amenazados por un Golpe de Estado silencioso, cualquier ciudadano que tenga la más mínima conciencia de clase no puede hacer más que plantearse la necesidad de la Unidad de la Izquierda para hacer frente a una situación en la que nos están cambiando las reglas del juego sin darnos cuenta y en la que ya se vislumbra un escenario más parecido a una dictadura que a una democracia plena.

Sin embargo, la realidad es una: que quienes pretenden una unidad de la izquierda basada únicamente en puestos de salida en las candidaturas electorales caben en apenas unos cuantos autobuses, pero quienes trabajan para la transformación real de la sociedad codo con codo desde los distintos ámbitos de la izquierda transformadora, y quienes aguardan un paso adelante en este sentido, llenarían muchos estadios de fútbol.

Como comunista no dudo de la necesidad de establecer espacios de encuentro entre los diversos ámbitos de la izquierda (comunistas, socialistas, republicanos de izquierda, anarquistas…) para forjar un frente común, pero tampoco dudo que hacerlo en una lógica puramente electoral ha sido y sigue siendo la muerte de la izquierda organizada. ¿Refundación? sólo si es real, pero hay sitios en los que sólo es un espejismo. ¿Siglas? Defiendo las de mi Partido y respeto aquellas que lo respeten ¿Unidad? Siempre, y si es con los que luchan, y no con los que viven de los que luchan.

Y sin caer en el izquierdismo de despreciar lo institucional – por supuesto que hay que estar en las instituciones -, ni en la irresponsabilidad de hacer depender un resultado electoral de la coyuntura social o de pactos entre este o aquel barón territorial, no creo equivocarme si afirmo que los frutos electorales solo se recogerán si antes se ha hecho un trabajo real en la calle, en las universidades, en las fábricas, en los centros de trabajo, en los movimientos sociales, etc. Podremos tener un aceptable resultado si la coyuntura nos acompaña, y podemos seguir engañándonos con asambleas en las que siempre nos vemos las caras los mismos, pero también podemos salir a la calle a buscar a nuestra gente, casa por casa si es necesario, ilusionarlos con un proyecto, hacerles ver que estamos ahí para dar lo mejor de nosotros mismos, predicar con el ejemplo y hacernos el firme propósito incluso de asaltar los cielos. Podemos tender puentes entre todas esas gentes de izquierda que quieren acabar con un sistema injusto que se hace cada vez más temible, o podemos olvidarnos de ellos y hacer pactos incomprensibles, documentos infumables e iniciativas surrealistas, como la del PIE pidiendo acabar con el capitalismo recogiendo firmas. No dudo que las carcajadas aún resuenan en los despachos de más de un banquero.

Podemos terminar de entender que el sistema quiere acabar y está acabando con nosotros y actuar en consecuencia, o podemos esperar a que el Golpe se consume. El Gobierno ya se ha atrevido a declarar el“Estado de Alarma” sin que la sociedad entera se lleve las manos a la cabeza y cada pocos meses nos desayunamos con una barbaridad cada vez mayor: reforma laboral, golpe empresarial, reforma de las pensiones, rescate financiero, filtraciones que desvelan para quién trabajan nuestros gobernantes…

De nosotros depende, o forjamos la Unidad desde la Izquierda, o la Unidad de la Izquierda seguirá siendo un lema vacío con el que nos llenaremos la boca sin terminar de llenar las sedes y mucho menos las calles.

Javier Parra, director de La República

.

larepublica.es

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: