Los “dictadores” no dictan, obedecen órdenes

El movimiento de protesta en Egipto

Michel Chossudovsky.Global Research/ 03-02-2011

El régimen de Mubarak podría hundirse enfrentado a un movimiento de protesta extendido por toda la nación… ¿Cuáles son las perspectivas para Egipto y el Mundo Árabe?

Los “dictadores” no dictan, obedecen órdenes. Estos es cierto en Egipto, Túnez y Argelia.

Los dictadores son, invariablemente, marionetas políticas. Los dictadores no deciden.

El presidente Hosni Mubarak era un fiel sirviente de los intereses económicos occidentales lo mismo que Ben Ali.

El gobierno nacional es el objetivo del movimiento de protesta.

El objetivo es derribar a la marioneta en lugar de al titiritero.

Los eslogans en Egipto son “Abajo Mubarak, abajo el régimen”. No se ha informado de pancartas antiestadounidenses… La primordial y destructiva influencia de EEUU en Egipto y en todo Oriente Medio permanece inadvertida.

Las potencias extranjeras que operan entre bastidores están protegidas del movimiento de protesta.

Ningún cambio político significativo ocurrirá a no ser que la injerencia extranjera sea puesta de manifiesto claramente por el movimiento de protesta.

La embajada de EEUU en El Cairo es una entidad política importante, cerniéndose invariablemente sobre el gobierno nacional. La embajada no es un objetivo del movimiento de protesta.

En Egipto, un programa devastador del FMI (Fondo Monetario Internacional) fue impuesto en 1991, en el cenit de la Guerra del Golfo. El programa se negoció a cambio de la anulación de la multimillonaria deuda militar de Egipto con EEUU, así como por su participación en la guerra. La desregularización resultante de los precios de los alimentos, las dramáticas privatizaciones y las medidas masivas de austeridad llevaron al empobrecimiento de la población egipcia y a la desestabilización de su economía. El gobierno de Mubarak fue alabado como un “pupilo del FMI” modélico.

El papel del gobierno de Ben Ali en Túnez fue el de imponer la mortal medicina económica del FMI, que en un periodo de más de veinte años sirvió para desestabilizar la economía nacional y para empobrecer a la población tunecina. Durante los últimos 23 años, la política social y económica en Túnez ha estado dictada por el Consenso de Washington.

Tanto Hosni Mubarak como Ben Ali han permanecido en el poder porque sus gobiernos obedecieron y cumplieron de manera efectiva los dictados del FMI.

Desde Pinochet y Videla hasta Baby Doc, Ben ali y Mubarak, los dictadores han sido instalados en el poder por Washington. Históricamente en América Latina, los dictadores se hacían con el poder por medio de una serie de golpes militares patrocinados por EEUU. En el mundo actual, son instalados por medio de “elecciones libres y limpias” bajo la vigiliancia de la “comunidad internacional”.

Nuestro mensaje al movimiento de protesta:

Las decisiones reales se toman en Washington DC, en el Departamento de Estado, en el Pentágono, en Langley, cuartel general de la CIA, en H Street NW, cuartel general del Banco Mundial y del FMI.

La relación de “el dictador” con los intereses extranjeros debe ser puesta de manifiesto. Derribad a las marionetas políticas, pero no olvidéis tener como objetivo a los “verdaderos dictadores”.

El movimiento de protesta debería enfocarse en el lugar donde se asienta la autoridad política real; debería tener como objetivo (de una manera pacífica, ordenada y no violenta) la embajada de EEUU, la delegación de la Unión Europea, la sede nacionales del FMI y del Banco Mundial.

Los cambios políticos significativos solo podrán asegurarse si la agenda de política económica neoliberal es desechada.

Reemplazo de régimen

Si el movimiento de protesta no consigue poner de manifiesto el papel de las potencias extranjeras, incluyendo las presiones ejercidas por “inversores”, acreedores externos y las instituciones financieras internacionales, no se conseguira el objetivo de la soberanía nacional. En ese caso, lo que ocurrirá será un limitado proceso de “reemplazo de régimen”, que asegure la continuidad política.

Los “dictadores” son puestos y depuestos. Cuando están políticamente desacreditados y ya no sirven a los intereses de sus patrocinadores de EEUU, son reemplazados por un nuevo líder, con frecuencia reclutado entre las filas de la oposición política.

En Túnez, la administración Obama ya se ha posicionado. Intenta jugar un papel clave en el “programa de democratización” (es decir, el control de las llamadas elecciones limpias). También intenta usar la crisis política como un medio para debilitar el papel de Francia y consolidar su posición en África del Norte:

    “EEUU, que fue rápido al evaluar la oleada de protestas en las calles de Túnez, está tratando de reforzar su ventaja para impulsar las reformas democráticas en el país y más allá.
    El enviado de alto nivel de EEUU para Oriente Medio, Jeffrey Feltman, fue el primer funcionario extranjero en llegar al país después de que el presidente Zine El Abdine Ben Ali fuera derrocado el 14 de enero y, rápidamente, hizo una llamada a las reformas. Feltman dijo el martes pasado que sólo unas elecciones libres y limpias reforzarían y darían credibilidad al liderazgo puesto en entredicho del país norteafricano.
    “Ciertamente espero que usemos el ejemplo tunecino” en las conversaciones con otros gobiernos árabes, añadió Feltman, Subsecretario de Estado.
    Feltman fue enviado al país norteafricano para ofrecer la ayuda de EEUU en la turbulenta transición de poder, y se reunió con ministros tunecinos y con representantes de la sociedad civil.
    Feltam viaja a París el miércoles para discutir la crisis con los líderes franceses, reforzando la impresión de que EEUU está liderando el apoyo internacional a un nuevo Túnez, en detrimento de su antigua potencia colonial, Francia…
    Las naciones occidentales han apoyado durante mucho tiempo al ahora derrocado lider tunecino, viendo en él un baluarte contra los militantes islámicos en la región del norte de África.
    En 2006, el entonces Secretario de Defensa de EEUU, Donald Rumsfeld, hablando en Túnez, elogió la evolución del país.
    La Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Cinton, intervino hábilmente en un discurso en Doha, el 13 de enero, adivirtiendo a los líderes árabes de que dieran a sus ciudadanos mayores libertades o tendrían que afrontar el riesgo de que los extremistas explotaran la situación.

¿Tendrá éxito Washington en la instalación de un nuevo régimen títere?

Esto depende mucho de la habilidad del movimiento de protesta para poner de manifiesto el insidioso papel de EEUU en los asuntos internos del país.

Los poderes primordiales del imperio no se mencionan. En una amarga ironía, el presidente Obama ha espresado su apoyo al movimiento de protesta.

Se lleva a creer a muchas personas dentro del movimiento de protesta que el presidente Obama está comprometido con la democracia y los derechos humanos, y que apoya a la oposición en su determinación de derrocar al dictador, que para empezar fue instalado por EEUU.

Cooptación de líderes opositores

La cooptación de los líderes de los principales partidos de oposición y de las organizaciones de la sociedad civil, anticipándose al colapso de un régimen títere autoritario es parte de los designios de Washington, aplicados en diferentes regiones del mundo.

El proceso de cooptación esta implementado y financiado por fundaciones de EEUU, incluyendo la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) y Freedom House (FH). Tanto FH como la NED tienen vínculos con el congreso de EEUU, el Consejo de Relaciones Internacionales (CFR, por sus siglas en inglés), y con el establishment de los negocios en EEUU. Se sabe que tanto FH como la NED tienen lazos con la CIA.

La NED está activamente involucrada en Túnez, Egipto y Argelia. Freedom House apoya varias organizaciones civiles en Egipto.

    “La NED fue establecida por la administración Reagan después de que saliera a la luz el papel de la CIA en financiar de forma encubierta el derrocamiento de gobiernos extranjeros, lo que llevó al descrédito de los partidos, movimientos, revistas, libros, periódicos e individuos que habían recibido fondos de la CIA. … Tratándose de un fondo bipartidista, con la participación de los dos principales partidos, así como de la Federación Estadounidense del Trabajo (AFL, por sus siglas en indés) y del Congreso de Organizaciones Industriales (CIO, por sus siglas en inglés) y de la Cámara de Comercio de EEUU, la NED se hizo con la financiación de los movimientos para derrocar gobiernos extranjeros, pero abiertamente y bajo la rúbrica de “promoción de la democracia.” (Stephen Gowans,“What’s left” de enero de 2011)

Aunque EEUU ha apoyado al gobierno de Mubarak durante los últimos treinta años, las fundaciones de EEUU con lazos con el Departamento de Estado de EEUU y con el Pentágono han apoyado activamente a la oposición politica, incluyendo los movimientos de la sociedad civil. Según Freedom House: “La sociedad civil egipcia es tanto vibrante como reprimida. Hay cientos de organizaciones no gubernamentales dedicadas a extender los derechos civiles y políticos por el país, trabajando en un entorno muy regulado.” (Comunicado de prensa de Freedom House).

En una amarga ironía, Washington apoya la dictadura de Mubarak, incluyendo sus atrocidades, mientras que también respalda y financia a sus detractores, a través de las actividades de FH y la NED, entre otras.

Bajo los auspicios de Freedom House, los disidentes egipcios y oponenentes a Hosni Mubarak, fueron recibidos en mayo de 2008 por Condoleezza Rice en el Departamento de Estado y en el Congreso de EEUU. También se reunieron con Stephen Hadley, el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, que fue “el principal asesor de política exterior de la Casa Blanca” durante el segundo mandato de George W. Bush.

    El esfuerzo de Freedom House para conferir poderes a una nueva generación de abogados ha obtenido resultados tangibles y el programa New Generation en Egipto ha alcanzdo importancia tanto localmente como internacionalmente. Egipcios de todos los grupos de la sociedad civil de visita en EEUU recibieron (en mayo de 2008) un reconocimiento y una atención sin precedentes, incluyendo encuentros en Washington con la Secretaria de Estado de EEUU, el Consejero de Seguridad Nacional, y prominentes miembros del Congreso. En palabras de Condoleezza Rice, los participantes en el programa representaban “la esperanza del futuro de Egipto.”
    Freedom House,

El doble juego político: charlando con “dictadores”, mezclándose con “disidentes”

La delegación egipcia pro-democracía en el Departamento de Estado fue descrita por Condoleezza Rice como “la esperanza del futuro de Egipto.”

En mayo de 2009, Hillary Clinton se reunió con una delegación de disidentes egipcios, varios de los cuales se habían reunido con Condoleezza Rice el año anterior. Estos encuentros de alto nivel se mantuvieron una semana antes de la visita de Obama a Egipto:

    La Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, alabó el trabajo de un grupo de activistas de la sociedad civil egipcia con los que se reunió hoy y declaró que era de interés para Egipto encaminarse a la democracia y exhibir más respeto por los derechos humanos.
    Los 16 activistas se reunieron con Clinton y el Subsecretario de Estado en funciones para Asuntos de Oriente Medio, Jeffrey Feltman, en Washington al final de una estancia financiada de dos meses de duración organizada por el programa New Generation de Freedom House.
    Los participantes en el programa expresaron preocupación por lo que ellos habían percibido como un alejamiento del gobierno de EEUU de la sociedad civil egipcia e hicieron un llamado al presidente Obama a encontrarse con jóvenes independientes, activistas de la sociedad civil cuando visite El Cairo dentro de dos semanas. También urgieron a la administración Obama a que continúe proporcionando apoyo político y económico a la sociedad civil egipcia y a que ayude a abrir el espacio para las organizaciones no gubernamentales, el cual está muy restringido bajo la ley de excepción en Egipto, vigente desde hace mucho tiempo.
    Los participantes en el programa dijeron a Clinton que el momento era propicio para construir en Egipto un incremento de los derechos civiles y humanos y que el apoyo de EEUU en este momento se necesitaba con urgencia. Hicieron énfasis en que la sociedad civil representa una moderada y pacífica “tercera vía” en Egipto, una alternativa a los elementos autoritarios en el gobierno y a aquellos que propognan un gobierno teocrático. (Freedom House, mayo de 2009)
    Durante su estancia financiada, los activistas pasaron una semana en Washington formándose en tareas de defensa de los derechos y recibiendo una visión desde dentro de cómo trabaja la democracia de EEUU. Después del aprendizaje, los participantes en el programa se encontraron con organizaciones de la sociedad civil a lo largo del país, compartiendo experiencias con sus contrapartes en EEUU. Los activistas terminaron su programa… visitando a funcionarios del gobierno de EEUU, miembros del Congreso, medios de comunicación y think tanks.” (Freedom House, mayo de 2009)

Estos grupos de oposición de la sociedad civil – que están actualmente jugando un papel importante en el movimiento de protesta – están apoyados y financiados por EEUU. Sirven ineludiblemente a los intereses de EEUU.

La invitación de ldisidentes egipcios al Despartamento de Estado y al Congreso de EEUU tiene también el propósito de inculcar un sentimiento de compromiso y lealtad con los valores democráticos estadounidenses. EEUU es presentado como un modelo de Libertad y Justicia. Obama es presentado como un “modelo de comportamiento.”

El titiritero apoya el movimiento de protesta contra sus propias marionetas

¿El titiritero apoya la disidencia contra sus propias marionetas?

Se le llama “apalancamiento político”, “manufacturar disidencia”. Apoyar al dictador así como a los oponentes al dictador como un medio de controlar la oposición política.

Estas actividades por parte de Freedom House y la NED, en beneficio de las administraciones Bush y Obama, asegura que la oposición de la sociedad civil financiada por EEUU, no dirijirá sus esfuerzos contra el titiritero detrás del régimen de Mubarak, digamos el gobierno de EEUU.

Estas organizaciones de la sociedad civil financiadas por EEUU actúan como un “caballo de Troya” que se incrusta dentro del movimiento de protesta. Estos grupos protegen los intereses del titiritero. Aseguran que el movimiento de protesta de las bases no ponga de manifiesto el asunto más amplio de la injerencia extranjera en los asuntos de los estados soberanos.

Los blogueros de Facebook y Twitter apoyados y financiados por Washington

En relación con el movimiento de protesta en Egipto, algunos grupos de la sociedad civil financiados por fundaciones con su sede en EEUU, han liderado la protesta en Twitter y Facebook:

    “Activistas del movimiento Kifaya (¡Ya basta!) de Egipto – una coalición de opositores al gobierno – y del Movimiento de la Juventud 6 de Abril organizaron las protestas en las páginas web de las redes sociales Facebook y Twitter. Los noticieros occidentales informaron de que Twitter estaba aparentemente bloqueado en Egipto el pasado martes.” (Ver en Voice of EEUUEgipto sacudido por enormes protestas antigubernamentales.)”

El movimiento Kifaya, que organizó una de las primeras protestas dirigidas contra el régimen de Mubarak a finales de 2004, está apoyado por el Centro Internacional para los Conflictos No Violentos, con su sede en EEUU. Kifaya es un movimiento de amplia base que también ha tomado partido en la cuestión palestina y el intervencionismo de EEUU en la región.

A su vez, Freedom House ha estado implicada en la promoción y el aprendizaje de blogs de Facebook y Twitter en África del Norte y Oriente Medio:

    Los becados de Freedom House adquirieron habilidades en movilización cívica, liderazgo, y planificación estratégica, y se beneficiaron de las oportunidades de la interacción con donantes residentes en Washington, organizaciones internacionales y medios de comunicación. A su vuelta a Egipto, les fueron financiados pequeños proyectos para implementar iniciativas innovadoras como la defensa de reformas políticas a través de Facebbok y de mensajes de móvil.
    Desde el 27 de febrero hasta el 13 de Marzo [2010], Freedom House albergó a 11 blogueros de Oriente Medio y el Norte de África [de diferentes organizaciones de la sociedad civil] para un Viaje de Estudios sobre Nuevos Medios Avanzados de dos semanas en Washington, D.C. El viaje de estudios proporcionó a los blogueros capacitación en seguridad digital, edición de vídeos digitales, desarrollo de mensajería y mapeado digital. En su estancia en D.C., los integrantes del programa participaron también en un briefing en el Senado, y tuvieron un encuentro con funcionarios de alto nivel de la USAID, el [Departamento de] Estado y el Congreso, así como con medios internacionales incluyendo Al-Jazeera y el Washington Post.

Uno puede darse cuenta fácilmente de la importancia prestada por la administración de EEUU a este “programa de aprendizaje” de blogueros, que se completó con reuniones de alto nivel en el Senado de EEUU, el Congreso, el Departamento de Estado, etc.

El papel de las redes sociales de Facebook y Twitter como una expresión de la disidencia, debe ser evaluado cuidadosamente a la luz de los vínculos de varias organizaciones de la sociedad civil egipcia con Freedom House, la NED y el Departamento de Estado de EEUU.

BBC News World (que emite en Oriente Medio), citando mensajes de Internet egipcios, informó que “EEUU ha estado enviando dinero a grupos prodemocráticos.” (BBC News World, 29 de enero de 2010). Según un informe de The Daily Telegraph, que cita un documento secreto de la embajada de EEUU (29 de enero de 2011):

    “Las protestas en Egipto están siendo dirigidas por el movimiento juvenil 6 de Abril, un grupo en Facebook que ha atraído principalmente a miembros jóvenes y con alto nivel educativo opuestos a Mr Mubarak. El grupo tiene alrededor de 70.000 miembros y usa las redes sociales para orquestar protestas y para informar de sus actividades.
    Los documentos filtrados por WikiLeaks revelan que funcionarios de la embajada de EEUU [en El Cairo] mantuvieron contactos regulares con los activistas a lo largo de 2008 y 2009, considerándolos como una de sus fuentes de información más fiables sobre abusos de derechos humanos.”

La Hermandad Musulmana

La Hermandad Musulmana en Egipto constituye el segmento más grande de oposición al presidente Mubarak. De acuerdo a ciertos informes, la Hermandad Musulmana domina el movimiento de protesta.

Aunque existe una prohibición constitucional contra los partidos políticos religiosos, los miembros de la Hermandad elegidos para el parlamento de Egipto como “independientes” constituyen el bloque parlamentario más grande.

La Hermandad, sin embargo, no cosnstituye una amenaza directa para los intereses económicos y estratégicos de Washington en la región. Las agencias de inteligencia occidentales tienen una larga hisotoria de colaboración con la Hermandad. El apoyo británico a la Hermandad, instrumentado a través del Servicio Secreto Británico, data de los años 40. Iniciada en los años 50, según el antiguo funcionario de inteligencia William Baer, “La CIA [proporcionó] apoyo a la Hermandad Musulmana por “la encomiable capacidad de la Hermandad para derrocar a Nasser.” 1954-1970: La Alianza de la CIA y la Hermandad Musulmana para oponerse al presidente egipcio Nasser, estos vínculos encubiertos con la CIA se mantuvieron en la era post-Nasser.

Conclusiones finales

El derrocamiento de Hosni Mubarak ha sido, durante varios años, parte del diseño de la política exterior de EEUU.

El reemplazo de un régimen sirve para asegurar la continuidad, a la vez que proporciona la ilusión de que ha ocurrido un cambio político significativo.

La agenda de Washington para Egipto ha sido “secuestrar el movimento de protesta” y reemplazar al presidente Mubarak por un nuevo y obediente jefe de estado títere. El objetivo de Washington es preservar los intereses de las potencias extranjeras, manteniendo la agenda económica neoliberal que ha empobrecido al pueblo egipcio.

Desde el punto de vista de Washington, el reemplazo de un régimen ya no requiere la instalación de un régimen autoritario militar, como en el apogeo del imperialismo de EEUU, el cambio puede ser implementado por medio de la cooptación de partidos políticos, incluyendo a la Izquierda, financiando grupos de la sociedad civil, infiltrando los movimientos de protesta y manipulando las elecciones nacionales.

En referencia al movimiento de protesta en Egipto, el presidente Obama declaró el 28 de enero, en una emisión de video en Youtube: “El gobierno no debería recurrir a la violencia.” La cuestión principal es, ¿cuál es la fuente de esa violencia? Egipto es el mayor receptor de ayuda militar de EEUU, después de Israel. El ejército egipcio esta considerado la base de poder del régimen de Mubarak:

“El ejército y las fuerzas policiales del país están armadas hasta los dientes gracias a los más de 1.000 millones de dolares en ayuda militar al año de Washington… Cuando EEUU describe oficialmente a Egipto como “un importante aliado” se está refiriendo inadvertidamente al papel de Mubarak como un puesto de avanzadilla para las operaciones militares de EEUU y para las tácticas de guerra sucia en Oriente Medio y más allá. Hay prueba claras de los grupos internacionales de defensa de los derechos humanos de que incontables “sospechosos” apresados por las fuerzas de EEUU en sus varios territorios de operaciones (criminales) son scretamente enviados a Egipto para “interrogatorios intensos”. El país sirve como un gigantesco “Guantánamo” de Oriente Medio, convenientemente oculto al interés público de EEUU y aliviado de tecnicismos legales sobre derechos humanos. (Finian Cunningham, Egipto: La represión apoyada por EEUU es ocultada al público estadounidense, Global Research, 28 de enero de 2010)

EEUU no es ningún “modelo a seguir” en la decmoratización en Oriente Medio. La presencia militar de EUU impuesta en Egipto y en el Mundo Árabe durante más de 20 años, junto a las reformas del “libre mercado” son las causas originales de la violencia de Estado.

La intención de EEUU es usar la protesta para instalar un nuevo régimen.

El Movimiento del Pueblo debería redirigir sus energías: identificar la relación entre EEUU y “el dictador”. Derrocar al títere político de EEUU pero sin olvidar tener como objetivo a los “dicatadores reales”.

Redirigir el proceso de cambio de régimen.

Desmantelar las reformas neoliberales.

Cerrar las bases militares de EEUU en el Mundo Árabe.

Establecer un gobierno verdaderamente soberano.

Fuente: http://globalresearch.ca/index

.

rebelion.org/noticia

Anuncis

Una resposta

  1. […] Los “dictadores” – Roig i Negre […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: