José Bono, hijo de falangista, omite condenar el golpe de Estado fascista de 1936 entre aplausos de la bancada del PSOE

José María Pedreño, presidente de la asociación Foros por la Memoria, ha pedido la dimisión de Bono por el discurso que ha hecho en el aniversario del golpe de Estado de 1936. La cabra tira al monte.

Kaos. Antifascismo y Memoria histórica | Prensa/Agencias | 20-7-2011 a las 1:17 | 

El célebre discurso de Manuel Azaña en el que pedía “paz, piedad y perdón” ha sido el eje de la declaración que el presidente del Congreso, José Bono, ha leído para conmemorar el 75 aniversario del golpe de Estado militar que propició la Guerra Civil.

En las palabras del socialista  no se ha incluido una declaración explícita  de condena del golpe ni de la violencia, algo que esperaban los grupos de izquierda del hemiciclo en este acto realizado al finalizar el Pleno. El texto, de apenas 17 líneas, ha sido elaborado por Bono, según ha explicado él mismo, lo que suscitó  las quejas de varios grupos  por no haberles consultado este extremo. Casi la mitad de la redacción es la transcripción literal del  discurso del presidente de la República.

El presidente del Congreso ha iniciado la declaración recordando que ayer no sólo se cumplieron 75 años del inicio de la guerra, sino también 73 años del discurso que Manuel Azaña, presidente de la República, dio en pleno conflicto en el ayuntamiento de  Barcelona.

Ha reproducido buena parte de aquel discurso, en el que Azaña señalaba que si el “genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio” hay que pensar “en los muertos”, los hombres que cayeron “luchando magnánimamente por un ideal grandioso” y que “ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor”.

Los mismos muertos, que, dijo Azaña y ha continuado leyendo Bono, “nos envían el mensaje de la patria eterna  que dice a todos sus hijos paz, piedad y perdón”.

“Sirvan estas palabras” de Azaña, ha concluido el presidente del Congreso, “para rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales y ojalá sirvan también para desterrar el odio y la intolerancia de nuestras vidas”.

La declaración de Bono ha sido aplaudida sobre todo por el PSOE y algunos diputados populares, pero no  por los parlamentarios de la izquierda minoritaria.

Al finalizar su discurso, un hombre que estaba sentado en la tribuna de invitados se ha puesto en pie y ha exhibido una fotografía de una víctima de la Guerra Civil con la leyenda:  “Asesinado el 16 de septiembre de 1936. 75 años sin justicia”.

El presidente del Congreso ha conminado a este invitado y a su acompañante a que se abstuviesen de más manifestaciones y se sentasen.

Primeras reacciones de las víctimasJosé María Pedreño, presidente de la asociación Foros por la Memoria, ha pedido la dimisión de José Bono por el discurso que el presidente del Congreso ha hecho en el aniversario del golpe de Estado de 1936. “Bono es el clásico heredero ideológico del fraquismo que se ha situado en un partido autoproclamado como de izquierda”, denuncia Pedreño, a la vez que lamenta que el socialista haya usado “fuera de contexto” el discurso de Manuel Azaña. “Esas palabras se pronunciaron en un contexto de guerra y encaminadas a negociar la paz”, indica Pedreño a quien, por otro lado, no le sorprende el alegato de Bono. “Los que ganaron la guerra volvieron a ganar en la Transición”, sostiene el presidente del colectivo que integran varias asociaciones de memoria. “Parece mentira que miembros del PSOE  hagan ese ejercicio de neofranquismo cuando tienen miles de compañeros  en fosas comunes”, remacha.

Ludivina García Arias, presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio español, ve en el discurso de Bono una “ocasión perdida” de condenar un régimen dictatorial “surgido con el apoyo del fascismo europeo”. La condena no producida hubiera reforzado, a juicio de García Arias, “los valores de la democracia” y al mismo tiempo habría “deslegitimado los restos de ese fascismo que aún quedan en la sociedad”. “Habría sido un buen ejemplo para los jóvenes”, lamenta la presidenta de la asociación que recientemente recogió  más de un millar de firmas  contra el  Diccionario Biográfico Español, que define el régimen de Franco como “autoritario”. García recuerda que este aniversario también lo es del momento en el que el pueblo “trató de impedir la sublevación militar y que no prosperara el franquismo”.


Las víctimas del franquismo ven “vergonzosa” la actitud de Bono El presidente del Congreso elabora personalmente un texto en el 75 aniversario del 18 de julio en el que usa a Azaña para no condenar el golpe de Estado fascista JUANMA ROMERO Madrid 19/07/2011 23:57 Actualizado: 20/07/2011 00:11

Imposible. 75 años después de que un golpe de Estado truncara la corta historia de la Segunda República y desencadenara la Guerra Civil y la dictadura, el pleno del Congreso de los Diputados sigue sin condenar de forma expresa la sublevación militar. Hoy la oportunidad se volvió a escapar de las manos. Y todo por decisión del presidente de la Cámara, José Bono. Su actitud llenó enseguida de indignación a la izquierda parlamentaria, a parte del Grupo Socialista y sobre todo a las víctimas de la represión franquista y sus familiares.

Pasaban pocos minutos de las 19.30 horas. Bono llamó a votación. Ese era el momento elegido por él mismo para dar lectura a una declaración revestida con el apodo de institucional en la que teóricamente se iba a condenar la insurrección del 18 de julio y el franquismo, por primera vez en el pleno de la Cámara baja. Al menos, esa era la encomienda que le hicieron llegar el jueves pasado los diputados de IU-ICV, Gaspar Llamazares y Núria Buenaventura, que de hecho ya habían elaborado un documento. Bono, en aquella reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces, recogió el guante y se comprometió a redactar él mismo un texto “equilibrado, ponderado”, y no de partido, que leería en el primer pleno que sucediera al 75º aniversario del golpe de Estado. Y así lo hizo.

Bono no consultó con los portavoces parlamentarios hasta última hora, bien avanzada la sesión plenaria, como censuraron a la salida algunos de ellos. “¿No haces una condena del franquismo?”, le preguntó Llamazares cuando vio el texto, según su propio relato. “No”, le respondió el jefe de la Cámara. El diputado de IU se quedó perplejo.

El presidente procedió. Leyó la “declaración del Congreso al cumplirse 75 años del inicio de la Guerra Civil”. Solapó ese aniversario con los 73 años que el lunes también cumplía el discurso que pronunció Manuel Azaña en el Ayuntamiento de Barcelona, en plena contienda. Bono reprodujo las últimas palabras del entonces presidente de la República.

Gaspar Llamazares: “Estamos entre la amnesia del PP y la debilidad del PSOE” 

“Si el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio y con el apetito de destrucción -advertía Azaña-, que piensen en los muertos y escuchen su lección: la de esos hombres que han caído embravecidos en la batalla […] y que ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: paz, piedad y perdón”. Palabras que debían servir, según Bono, para “rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales” y que “ojalá” puedan emplearse para “desterrar el odio y la intolerancia”.

Y punto. Ninguna referencia al Gobierno legítimo de la República, ni al golpe de 1936, ni a Francisco Franco, ni a la dictadura, ni a la represión. Ni tan siquiera una diferencia entre los que defendieron al Estado republicano frente al ataque de los rebeldes. PSOE y PP respondieron con un aplauso. La izquierda minoritaria se negó a replicar el gesto.

Hasta la dimisiónIgual hicieron las víctimas. El presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, tachó de “vergonzosa” la intervención de Bono, porque tal tibieza no se reproduce ni con los que murieron en el Holocausto o por actos terroristas. “Me parece una vergüenza que diga eso ante el delito mas grande del Derecho Penal”, el de genocidio. El portavoz de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria, Francisco Vigueras, también deploró que el Congreso aún no haya condenado el golpe. “Me parece bien que se recuerde a Azaña, pero la Cámara debería condenar de forma contundente a los militares golpistas, que no tuvieron ni piedad ni clemencia con el vencido”, aseguró.

A Josep Cruanyes, portavoz de la Comissió de la Dignitat, las palabras de Azaña le dejaron “frío”. “Este día me evoca a decir que esperamos que nunca más vuelva a pasar que las tropas reaccionarias utilizan la fuerza en contra de la libertad de expresión y de la democracia. El discurso de Azaña es de 1938, y pesimista, cuando ya se veía que perdía la guerra. No es el momento de hacer este discurso. Es hora de afrontar las cosas como son”, dijo.

José María Pedreño: “Bono es el clásico heredero ideológico del franquismo”

José María Pedreño, presidente de Foros por la Memoria, pidió directamente la dimisión de Bono: “Es el clásico heredero ideológico del fraquismo que se ha situado en un partido autoproclamado de izquierdas. Parece mentira que miembros del PSOE hagan tal ejercicio de neofranquismo cuando tienen miles de compañeros en fosas comunes”. Pedreño lamentó, como Cruanyes, que el presidente de la Cámara descontextualizara el alegato de Azaña, pronunciado en plena guerra y para “negociar la paz”.

Para Julián Rebollo, de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, que el Estado aún no condene una sublevación que se cobró “cerca de 200.000 víctimas”, prueba el sentido de las movilizaciones, “para que se sepa la verdad, que fue un genocidio”.

Matías Alonso, coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica y exedil socialista, se fijó en las palabras finales de Azaña. Paz, piedad y perdón, las que no tuvieron “miles y miles de vencidos, y las que necesitarían las legiones de ancianos que no han recuperado los restos de sus familiares”. Alonso achacó la imposibilidad de alumbrar un texto “más contundente” a la “correlación de fuerzas actual, con el PP y los nacionalismos de derechas”. “Ojalá seamos capaces de votar un Congreso que condene el golpe. El problema es que media Cámara no siente de verdad esos valores”, agregó.

“Agua bendita”Al final, todo fue “agua bendita”, según tuiteó al instante un decepcionado Llamazares. “Bono al final no ha sabido salir del jardín en el que él mismo se metió, ha utilizado a Azaña para no criticar el golpe, de una forma muy jesuítica”, añadió, en declaraciones a Público. “Así estamos, entre la amnesia del PP y la debilidad del PSOE. Por eso seguiremos dando la batalla”.

Emilio Silva: “Es una vergüenza que diga eso ante el delito mas grande”

Buenaventura se hacía cruces. Recordaba que ella y el portavoz de IU, en su borrador de la pasada semana, tomaban como base la proposición no de ley que la Comisión Constitucional del Congreso aprobó por unanimidad -hasta con el PP, por tanto- el 20 de noviembre de 2002, con la que se condenó el franquismo y se reconocía a sus víctimas. Hilo del que tiró la Ley de Memoria Histórica, de 2007, fustigada por los conservadores. “Ahora no hemos llegado ni a eso. Es miedo, cobardía del PSOE y esa falsa equidistancia entre vencedores y vencidos”.

El republicano Joan Ridao intentaba verle alguna arista positiva a la polémica: que Bono se apoyara en Azaña, y “no en una solución creativa de las suyas”. Pero había que aprender del error: “Era un riesgo innecesario trasladarle este cometido al presidente. Habría sido mejor que todos los portavoces hubiéramos pactado un texto”. Francisco Jorquera, del BNG, remarcaba el hecho “inaudito” e irrefutable: que 75 años después el golpe aún quede limpio de todo reproche del Parlamento. Y entre pasillos algunos diputados del PSOE no ocultaban, mientras, su malestar.

Fuente: kaosenlared.net

Anuncis

Madrid: Sobre las agresiones fascistas en la Facultad de Geografía e Historia de la UCM

Una vez más un grupo de fascistas ataca con total impunidad la Facultad de Geografía e Historia de la UCM en menos de un mes.

Colectivo Libertario de Geografía e Historia de la UCM | Para Kaos en la Red | 28-4-2011 a las 18:39  

Manifestación antifascista

El pasado jueves 14 de abril hacia las 14:00 una docena de neonazis del sindicato fascista “Respuesta Estudiantil” atacó la Facultad con total impunidad, y pasividad tanto de las “autoridades académicas” como de los estudiantes de cualquier edad o género, apartando a su paso una amplia y vistosa pancarta que conmemoraba el LXXX aniversario de la proclamación de la II República, así como una pancarta a favor de las feministas de la acción contra la capilla de Somosaguas, y otra pancarta antifascista del 20-N pasado, amenazando después a varios estudiantes de la facultad con gritos, insultos y el saludo fascista. Esta acción, ocurrida durante un acto de la fascistizante Intereconomía en Derecho, se enmarca en un contexto de agresiones fascistas en la Facultad como la del pasado 18 de marzo, protagonizada por ultracatólicos, o las agresiones a otro compañero de Derecho en diciembre pasado. Los grupos fascistas hallan en este espacio un lugar al que atacar sin mayores consecuencias, gracias, por una parte, a la pasiva actitud del equipo decanal, que encubre las acciones de los fascistas minimizando sus contenidos y no moviendo ni un dedo por impedirlas, y a la propia pasividad de los estudiantes, que tras ambas agresiones, las dos ocurridas antes de un día no lectivo, prefirieron seguir en un ambiente ebrio festivo la mayoría, y la minoría consciente elaborando la eficaz y radical acción de hacer pancartas, redactar comunicados y convocar actos de repulsa simbólicos, acciones bonitas y fáciles de digerir por el grueso estudiantil, pero totalmente estériles.

Tras la acción acaecida el 18 de marzo, en la que varios compañeros y compañeras fueron directamente agredidos, la respuesta del decanato fue que “no toleraría agresiones desde ningún lado”, pese a haber protagonizado la agresión claramente uno, y pese a ser una de las víctimas una vicedecana, que desde entonces ha procurado minimizar verbalmente lo ocurrido en varias ocasiones, y tras lo que se dispusieron agentes de seguridad que custodiaron la capilla en los primeros días de la siguiente semana. Una actitud de clara criminalización hacia los y las propias agredidas, pareciendo pues ellos el peligro del que hay que defender a los pobres y desamparados católicos, cuyo brazo ejecutor había protagonizado las agresiones, y a los que recientemente se les ha concedido status legal interno como asociación y un respectivo local, sin que estas palabras acusen de filo-fascismo a todos los sujetos de credo católico del Estado. Al producirse la siguiente agresión del día 14, afortunadamente sin heridos, el equipo decanal la ignoró abiertamente, menospreciándola y acusando a un grupo de mujeres que se encontraron en peligrosa cercanía de los neonazis de no haberles hecho fotos ni increpado, ante la atónica mirada de éstas. No contento con ello, el decano abandonó al poco la facultad, produciéndose una segunda incursión neonazi tres horas más tarde que se saldó con fotografías a pancartas y locales de las asociaciones politizadas y un rodeo por la capilla de la facultad para asegurarse de su seguridad, así como la quema de una pancarta republicana en la puerta, volviendo a salir indemnes y sólo siendo perseguidos hasta la Facultad de Derecho por un grupo, sin llegar al contacto físico. La seguridad del Campus, al contrario que en la defensa de la capilla, no hizo ningún acto de presencia, al igual que la policía, que, pese a ser llamada, sólo bordeó la facultad en un coche patrulla y mandó un helicóptero para hacer acto de presencia.

En cuanto al alumnado, a los minutos de la incursión se encontraba tranquilamente consumiendo bebidas alcohólicas y riéndose, incluso frivolizando la incursión neonazi con algunos comentarios y gestos. Se colgaron varias pancartas, reponiendo las arrancadas, y se prosiguió con la vida normal de la facultadsin ningún tipo de respuesta en ningún grado más allá de la indignación personal, propiciando pues la segunda incursión. Incluso se oyeron apelaciones a las “autoridades”, tanto académicas como estatales, pese a su nula aparición. Y la respuesta de su sector más consciente volvió a ser la misma de siempre: pancartas, comunicados y rédito político, siempre con un y en absoluto activo, ignorando pues las pretensiones de algunos alumnos de dar una respuesta proporcional e inmediata.

Frente a un decanato al que parecen importarle más sumas trivialidades como la presencia de animales no humanos en la facultad o reducir y eliminar las clases de licenciatura, y a un alumnado egoístamente más preocupado por su diversión, cuando no por el protagonismo político y un pacifismo mal enfocado, los y las alumnas de Geografía e Historia debemos juntarnos, organizarnos, armarnos (tanto mental como físicamente) y prepararnos para dar respuestas reales concisas contra esta gentuza de ideales trasnochados permitida, cuando no asistida y financiada, por las instituciones del Estado, pues no podemos vivir con miedo en el lugar donde estudiamos y vertemos buena parte de nuestra sociabilidad semanal, y porque la próxima víctima de esta violencia neonazi y paramilitar puede ser cualquiera, por el mero hecho de ser no blanco, feminista, homosexual, progresista, comunista, anarquista o simplemente heterodoxo/a.

.

kaosenlared.net

El CEHA lleva al Parlamento a Wyoming por ridiculizar a Andalucía

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía pide que se actúe contra la parodia que ridiculiza a los andaluces. El presidente del Ceha, Rafael Sanmartín, entiende que el programa «ridiculiza» a los andaluces de una «forma rebuscada e insultante».

Lector andaluz | Para Kaos en la Red | jueves 21 abril 2011 11:48  

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía rompe con el aquí no pasa nada y denuncia la ridiculización a la que es sometida Andalucía, constantemente, en el programa de Wyoming. La noticia a aparecido en diferentes medios digitales, y con ella, como era de esperar, el odio visceral y racista contra los andaluces. Un racismo que se empeñan, y nos empeñamos, en no ver pero que está ahí, es real y no se va a ir hasta que los andaluces empecemos a tomar conciencia de su existencia.

Para prueba, los comentarios aparecidos en eleconomista.es donde se puede leer lo siguiente:

cejozo escribe: Una pregunta mi arma… ¿CEHA o CEJA? Ej que con eze azento cuarquiera z’entera. A ver zi va zer la ceja del zetapé, eza der dedo… ¡Qué poco humor señor!

pep¿tomar en serio a Andazulía?¿ ¿Estáis de broma? ¡A disfrutar de lo votado!!!

Manda hu…vosLa Ceha esa se debería de preocupar más por la peña esa que cobran el PER en Andalucía sin dar ni golpe y que pagamos todos los españolitos.

txefoSe ve que estos de la Ceha , no tienen mucho currelo. Eso si, de orgullo paleto andan sobraos.

Paletos, vagos, subvencionados, analfabetos… lo normal en cualquier foro donde se hable de Andalucía. LO NORMAL. Y esto ocurre en cualquier sitio en internet donde se habla de Andalucía, es evidente que cuando un norteño piensa en un andaluz le viene inmediatamente a la cabeza todos los tópicos clasistas y racistas existentes sobre los andaluces.

Pero el insulto contra el andaluz no es algo típico de la ultraderecha, lo que viene a confirmar que estamos ante insultos racistas, dado que también los insultos nos llegan desde forocomunista.com y con la misma utilización de tópicos: vagos, analfabetos, atrasados, españolistas, etc.

Respecto a los que nos piden sentido del humor, decirles que el trato bufonesco que venimos recibiendo los andaluces desde hace siglos, y no es mitología nacionalista, no es normal, ni provincianismo; estamos hablando de auténticos tópicos fundamentados en la diferencia étnica de una población respecto a otra. Ellos sonellos dicenellos hacen… Ellos, los andaluces. Los otros, no nosotros.

Muchos argumentan que los andaluces no deberíamos ofendernos, o que lo hacemos muy fácilmente, nada más lejos de la realidad. Dicen que los insultos que recibimos por ser andaluces entran dentro de los provincianismos típicos: el catalán es pesetero, el vasco es bruto, etc. Pero no es cierto. Un tópico provincianista es el que dice que los andaluces somos graciososchistosos, es decir, una exageración de la realidad. Eso es el tópico regionalista. Pero los insultos que nosotros recibimos van mucho más allá, tanto en la profundidad de la ofensa como en el tiempo. Porque un insulto racista consiste en inventar, deformar, alterar, la realidad para intentar demostrar que ellos no podrán llegar a ser nunca como nosotrosEllos son diferentes, biológicamente discapacitados para llegar a la misma calidad humana que nosotros.

¿Vagos los andaluces? ¿Sucios? ¿Analfabetos? Eso es racismo, con todas las letras, lo diga quien lo diga. La realidad no se puede ocultar y hasta que no seamos conscientes vamos a seguir siendo los bufones del reino.

http://universoandalucista.blogspot.com/2011/04/el-ceha-se-queja-por-la-secta.html


Llevan al Parlamento a Wyoming por «ridiculizar» a Andalucía

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía (Ceha) ha remitido un escrito al Parlamento andaluz en el que reclama a los grupos políticos que adopten acciones de «protesta e incluso de denuncia» contra  el programa de La Sexta «El Intermedio», que presenta el Gran Wyoming, al entender que en ese espacio «ridiculizan a Andalucía de manera reiterada y constante». La Mesa del Parlamento conoció el pasado 6 de abril este escrito y acordó su remisión a los grupos, esto es, PSOE, PP e IU.

Fuentes del Parlamento explicaron a que la Mesa del Parlamento sólo ha expresado, en una comunicación firmada por el  Letrado Mayor en Funciones, Javier Terrón Montero, que ha tenido conocimiento de este escrito, por cuanto a ella llegan todos los documentos que se registran en la Cámara. Así, la Mesa decidió dar traslado a los grupos políticos, que son los que deben articular cualquier tipo de iniciativa contra este espacio, si entendieran, al igual que considera el Ceha, que ridiculiza a la comunidad.

El escrito, según recoge la comunicación del Letrado Mayor, insta al Parlamento al «cumplimiento de las resoluciones aprobadas en defensa de los derechos de Andalucía, realizando las acciones que procedan, de protesta e incluso de denuncia».

El presidente del Ceha, Rafael Sanmartín, ve una «absoluta falta de respeto» a Andalucía los chistes hechos en «El Intermedio», que «ni siquiera responden a una exageración de la realidad sino a una invención». De esta forma Sanmartín hacía referencia a que el programa se ha inventado recientemente una ETA andaluza, cuyas siglas responden a la expresión  «Estamos Tan Agustito».

Antifaz y escudo del Betis

La «banda armada» andaluza, cuyos dos miembros interpretan Wyoming y Usun Yoon, aparece con los antifaces que suele usar ETA, aunque vestidos de corto y de flamenca, flanqueados por una bandera andaluza y otra del Real Betis. Los comunicados se acompañan de las conocidas sevillanas  «A bailar» de los Cantores de Híspalis.

El Ceha también lamentó frases expresadas en el programa, como «negociar un alto el curro permanente» o «era un comunicado histórico, era la primera vez que la ETA andaluza se preocupaba por el agua y no por el fino», en referencia a que el Tribunal Constitucional dictara una sentencia contra el traspaso del Guadalquivir.

Otras expresiones realizadas por los presentadores de «El Intermedio» se refieren al  «Estado español opresor y malaje»  o  «podemos causar daño, pero sólo de lunes a jueves, los fines de semana son sagrados».

Por todo ello, Sanmartín entiende que el programa «ridiculiza» a los andaluces de una «forma rebuscada e insultante», algo que «no se hubieran atrevido a hacer» con Cataluña o el País Vasco.

Para que el Parlamento apoye su iniciativa, el Ceha, que también remitió a los grupos este escrito, contactará con PSOE, PP e IU tras la Semana Santa, según dijo el presidente de este centro. El presidente de este centro reconoce que esta iniciativa «puede beneficiar indirectamente» a Wyoming por darle «publicidad gratuita» a su programa, pero entiende que «no podemos consentir que se dé a Andalucía ese trato».

.

kaosenlared.net

Estrasburgo condena a España por no investigar torturas a un detenido en 2002

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a España a indemnizar con 23.000 euros a Aritz Beristain Ukar por no haber investigado los malos tratos denunciados por el demandante tras su detención el 5 de septiembre de 2002.

Kaos. Derechos humanos | Prensa | martes, 8 de marzo  a las 14:22

Según la sentencia,  España violó el artículo 3 (Prohibición de la tortura) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, desde el punto de vista procedimental, por “la ausencia de una investigación profunda y efectiva” de los malos tratos denunciados por Beristain, nacido en 1980 y residente en Hernani (Gipuzkoa).

Sin embargo, el Tribunal concluye que no hubo violación de ese mismo artículo desde el punto de vista sustancial (los malos tratos en sí), ya que “los elementos de que dispone no le permiten establecer más allá de toda duda razonable” las torturas que el demandante alega.

La Sala Tercera del Tribunal utiliza los mismos argumentos e impone idéntica sanción económica que en la sentencia, hecha pública hace seis meses, de la demanda interpuesta por el preso de ETA Mikel San Argimiro, que denunció torturas tras su detención.

Beristain se quejó en la demanda de “malos tratos durante su arresto y detención, como golpes en la cabeza, sesiones de asfixia con una bolsa de plástico alrededor de la cabeza, humillaciones y vejaciones sexuales y amenazas de muerte y violación”.

Su demanda, presentada por los abogados Didier Rouget y Aiert Larrarte Aldasoro, también alegó la ausencia de investigación tras las denuncias presentadas en las instancias nacionales.

Durante su detención del 5 al 10 de septiembre en San Sebastián y en la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, Beristain fue examinado en cinco ocasiones por un médico forense.

En el primer examen se detectó “una herida lineal de 1,5 centímetros en el lado derecho de la cara, a la altura de la mandíbula (erosión malar)”.

Durante el trayecto entre Donostia  y Madrid, el demandante alegó que “los agentes le colocaron una bolsa en la cabeza” y “amenazas contra su familia”.

Ya en Madrid, “recibió golpes con una pistola”, y “le introdujeron un objeto por el ano”, agregó.

Beristain no denunció estos hechos ante el médico forense y “justificó su silencio por el miedo a los agentes de la Guardia Civil que le vigilaban”.


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena al Estado español por no investigar una denuncia de torturas

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Estado español por no investigar la denuncia de torturas de Aritz Beristain durante el tiempo en que permaneció incomunicado en manos de la Guardia Civil, tras su detención en setiembre de 2002 acusado de “kale borroka”.

Gara

08/03/2011 11:17:00

ESTRASBURGO-. La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos afirma que el Estado español violó el artículo 3 –prohibición de la tortura– del Convenio Europeo de Derechos Humanos, desde el punto de vista procedimental, por “la ausencia de una investigación profunda y efectiva” de las torturas denunciadas por Aritz Beristain.

Detenido junto a una decena de jóvenes en Donostia por la Guardia Civil en setiembre de 2002, Beristain interpuso una demanda, presentada por los abogados Didier Rouget y Aiert Larrarte, por “malos tratos durante su arresto y detención, como golpes en la cabeza, sesiones de asfixia con una bolsa de plástico alrededor de la cabeza, humillaciones y vejaciones sexuales y amenazas de muerte y violación”.

Durante el periodo en que permaneció incomunicado fue examinado en cinco ocasiones por un médico forense. En el primer examen se le detetctó “una herida lineal de 1,5 centímetros en el lado derecho de la cara, a la altura de la mandíbula (erosión malar)”.

Durante el trayecto entre Donostia y Madrid, denunció que “los agentes le colocaron una bolsa en la cabeza” y le lanzaron “amenazas contra su familia”. La demanda recoge que ya en Madrid, “recibió golpes con una pistola” y que “le introdujeron un objeto por el ano”.

El tribunal considera que Beristain vio afectados sus derechos a la integridad física y moral y a la protección objetiva de los jueces y de los tribunales. Indica que los informes médicos elaborados durante su detención reflejaban que el arrestado había sufrido lesiones lo que tendría que haber generado “una investigación más en profundidad”.

“Cuando un individuo denuncia haber sufrido a manos de la policía o de otros servicios del Estado graves daños (…) se requiere la puesta en marcha de una investigación oficial efectiva”, manifiesta

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos utiliza los mismos argumentos e impone idéntica sanción económica que en la sentencia, hecha pública en setiembre pasado, de la demanda interpuesta por el preso político Mikel San Argimiro. Le debe abonar 23.000 euros.


España, condenada por no investigar torturas a un detenido

Público

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a España a indemnizar con 23.000 euros a Aritz Beristain Ukar por no haber investigado los malos tratos denunciados por el demandante tras su detención el 5 de septiembre de 2002 por actos de  kale borroka(violencia callejera).

Según la sentencia, España violó el artículo 3 (prohibición de la tortura) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, desde el punto de vista procedimental, por  “la ausencia de una investigación profunda y efectiva”  de los malos tratos denunciados por Beristain, nacido en 1980 y residente en Hernani (Guipúzcoa).

La Sala Tercera del Tribunal utiliza los mismos argumentos e impone idéntica sanción económica que en la sentencia, hecha pública hace seis meses, de la demanda interpuesta por el preso de la banda terrorista ETA Mikel San Argimiro, que denunció torturas tras su detención.Sin embargo, el Tribunal concluye que no hubo violación de ese mismo artículo desde el punto de vista sustancial (los malos tratos en sí), ya que “los elementos de que dispone no le permiten establecer más allá de toda duda razonable” las torturas que el demandante alega.

Beristain se quejó en la demanda de “malos tratos durante su arresto y detención, como golpes en la cabeza, sesiones de asfixia con una bolsa de plástico alrededor de la cabeza, humillaciones y vejaciones sexuales y amenazas de muerte y violación”.

Durante su detención del 5 al 10 de septiembre en San Sebastián y en la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid, Beristain fue examinado en cinco ocasiones por un médico forense.Su demanda, presentada por los abogados Didier Rouget y Aiert Larrarte Aldasoro, también alegó la ausencia de investigación tras las denuncias presentadas en las instancias nacionales.

En el primer examen se detectó “una herida lineal de 1,5 centímetros en el lado derecho de la cara, a la altura de la mandíbula (erosión malar)”. Durante el trayecto entre San Sebastián y Madrid, el demandante alegó que “los agentes le colocaron una bolsa en la cabeza” y “amenazas contra su familia”. Ya en Madrid, “recibió golpes con una pistola”, y “le introdujeron un objeto por el ano”, agregó. Beristain no denunció estos hechos ante el médico forense y  “justificó su silencio por el miedo a los agentes de la Guardia Civil que le vigilaban”.

.

kaosenlared.net

[Madrid] Denuncian brutal agresión de la Policía Municipal a un ciudadano

Publicamos, por su interés, la denuncia que nos ha sido remitida por el hermano de un ciudadano salvajemente agredido por la Policía Municipal de Madrid. En el interior pueden leer el relato de los hechos, así como fotos del parte de lesiones, y de las marcas en el cuerpo a causa de la paliza.

Kaos. Madrid | Para Kaos en la Red | 7-3-2011 a las 13:24 |

Pasadas las once de la noche del sábado 26 de febrero en la calle San Vicente Ferrer, esquina con Acuerdo (en el barrio madrileño de Malasaña) mi hermano regresaba a su casa después de pasar la tarde en un local de conciertos, acompañado de tres amigos. Se detuvieron a esperar a dos de ellas, que andaban rezagadas (una tiene una discapacidad y no puede andar deprisa) y mi hermano consultó la hora en un parquímetro. Un coche de la Policía Municipal se detiene frente a ellos. Reproduzco a partir de aquí el texto de la denuncia presentada:

“Una patrulla de policía municipal en vehículo, cuya matrícula pudiera ser 0090-FBN o 0099-FBN, se detiene a nuestra altura para comunicarnos que los parquímetros no funcionan por la noche. Nosotros les respondemos que no estamos haciendo uso del parquímetro, que carecemos de vehículo, y que solamente esperamos a unas amigas. Acto seguido los agentes salen del vehículo y nos exigen identificarnos, primero a nosotros e inmediatamente después a nuestras amigas que llegan en ese momento a nuestro encuentro. Los cuatro actuamos con naturalidad y exhibimos nuestros DNI´s. El policía municipal que esta enfrente de Adolfo es un varón de complexión fuerte, estatura media-alta, tez blanca, cabello corto de color castaño oscuro. El que está enfrente de José es otro varón de complexión fuerte, estatura media, tez morena, cabello corto de color moreno, ambos con edad aproximada de 30 años. El agente que está enfrente de José le quita a éste su DNI con un gesto rápido y le dice “no serás tú uno de esos gilipollas que piensan que tienen derecho a no entregar el DNI” e inmediatamente después le empuja con vehemencia y José cae al suelo. Al levantarse del suelo le expone al agente que esas no son maneras de tratarle. El policía increpa a José “Te vas a poner chulo encima” y le vuelve a tirar al suelo, esta vez con mucha más violencia, ante lo cual Adolfo indica al otro agente que tiene delante que la actitud de su compañero no es lógica y que es denunciable, y pide el número de placa a ambos para realizar una posterior denuncia por las maneras utilizadas en la identificación. Mientras tanto el agente agresor se abalanza encima de José, que aún esta tirado en el suelo, golpeándole de manera reiterada y ante lo cual el agredido intenta zafarse de los golpes. El otro agente al escuchar varias veces la petición del número de placa por parte de Adolfo le dice “Yo a ti lo que te voy a dar es una ostia que te voy a arrancar la cabeza, jipi de mierda, que os tenían que matar a todos” propinándole un violento empujón a Adolfo que le hace desplazarse varios metros y caer al suelo. Acto seguido se abalanza sobre él y le inmoviliza en el suelo pisándole la cabeza con su bota y pateándole varias veces la espalda, ante lo cual Adolfo se cubre como puede recibiendo los golpes. Paralelamente Carmen y Pilar piden a los agentes que dejen de golpearles reiterando una y otra vez que no había habido motivo alguno que propiciara tan excesivo maltrato. Intentando mediar en la situación, Carmen y Pilar reciben empujones dando como resultado la caída al suelo de Pilar que presenta una discapacidad en uno de sus miembros inferiores. Esta caída provoca lesiones que se adjuntan como informe medico. Después acuden varias patrullas al lugar y son detenidos José y Adolfo, siendo trasladados a las dependencias forenses para practicarles un chequeo médico. A continuación son llevados a la comisaría de la C/ Leganitos donde se les practicaron las diligencias propias de una detención”.

Los condujeron en primer lugar a recibir atención médica. El médico forense se negó a atender a mi hermano porque, según el, “estaba actuando con chulería”, es decir, alegó falta de colaboración. El motivo, él preguntó si “le habían pegado” y mi hermano respondió “creo que salta a la vista”. Eso es una falta de colaboración. Parece ser.

De allí, los trasladaron a la comisaría de la calle Leganitos, y pasaron la noche en los calabozos. Tuvieron que soportar nuevas rondas de insultos y amenazas, en el mismo tono, y con las mismas fobias que se alegan en las denuncias. No obstante, el agente agresor, en determinado momento, quiso hablar con mi hermano, a lo que él se negó, dadas las circunstancias. Tal vez había recapacitado, tal vez quería continuar divirtiéndose. Eso, no podemos saberlo.

En definitiva, hay una denuncia puesta en los Juzgados de Plaza de Castilla, por abuso de autoridad, amenazas, ensañamiento, falta de respeto, extralimitación en el cumplimiento de sus deberes, vejaciones, violación de derechos constitucionales, corporativismo, xenofobia, maltrato y lesiones. Debemos añadir que mi hermano es un trabajador por cuenta propia, que tiene escayoladas las dos manos y que no va a poder trabajar, es decir, facturar, hasta dentro de como mínimo, quince días, si tiene suerte.

Las dos chicas intentaron poner una denuncia en la misma comisaría en la que estaban detenidos, pero se negaron a cursarla. El siguiente lunes, los agredidos intentaron hacer una nueva denuncia en una comisaría de la Policía Nacional de la calle Rey Francisco, en el distrito de Moncloa/Aravaca y tampoco fueron atendidos. No se les negó la posibilidad, pero se les hizo esperar y fueron ignorados por los agentes.

A la vista de todos estos hechos, la pregunta es evidente: ¿Qué Cuerpos de Seguridad tenemos? ¿Qué sucede en la policía? ¿Por qué los ciudadanos están indefensos frente a la actitud de algunos agentes? ¿Cómo podemos solucionarlo?

En fotos adjuntas pueden ver escaneado el parte médico que acompaña a la denuncia, así como unas fotos del estado en qué quedó el cuerpo del ciudadano atacado tras la paliza de los cuerpos policiales.

.

kaosenlared.net/noticia

[Madrid] Consultora informática aplastada por huelga indefinida de 10 días

Ganamos por realizar una huelga indefinida de 10 días convocada a través del método más legítimo: la asamblea de trabajadores. Ganamos por arriesgar el trabajo que ya se había devaluado…

acción Sindical de CGT en Alalza S.I. | Para Kaos en la Red | domingo, 13.02.2011 – a las 16:08

Fin del Conflicto en Alalza. Finalmente después de llevar 8 meses esperando, el lunes día 07 de febrero de 2011 hemos acabado con el conflicto que manteníamos con la empresa con un acuerdo que nos ha gustado a los 3 despedidos. El conflicto alcanzó su punto álgido el 19 de Junio de 2010 cuando fuímos despedidos los 3 informáticos que llevabámos 10 días en huelga indefinida en el CGP de Telefónica en el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

El lunes solo se estaba juzgando la cesión ilegal de trabajadores y el tipo de despido. El acuerdo alcanzado con la empresa es el siguiente:

-15.000 euros brutos por huelguista despedido con fecha de despido efectiva 07/02/2011, reconociendo el despido como improcedente. Teniamos 1 año y 8 meses de antiguedad cobrando 13.500euros b/a y nadie quería volver a la empresa visto lo visto.

-Desistimos de la demanda de la categoría profesional contra Alalza y las demandas de cesión ilegal contra Telefónica de España y su filial Telefónica Soluciones y nos damos por finiquitados. En el caso de haber ganado la cesión ilegal nuestro destino hubiera sido casi con toda seguridad Telefónica Soluciones de Outsourcing; no interesaba para nada.

-Además han solicitado que desista la compañera de CGT que quedaba en la empresa y tenía pendiente la demanda de la categoría profesional. La han ofrecido 1.500 euros brutos y la empresa ha firmado una cláusula donde se compromete a no tomar ningún tipo de represalia contra ella por haber iniciado acciones legales contra ellos.

Como nota final del acuerdo, el tema de la huelga no era negociable de ningún modo, la ITSS emitió en julio de 2010 propuesta de infracción laboral muy grave por valor de 90.000 euros y pérdida de bonificaciones a la S.S. que está pendiente de ser firme. Aunque ya no podemos internevir ni aunque quisiéramos (que no queremos) para evitar a Alalza la multa. Son ellos quienes tienen que lidiar como sea con la administración.

Queremos celebrarlo por todo lo alto el resultado ya que no solo se trata de dinero, que no es tanta la indemnización, sino por el hecho de haber estado luchando 4 personas solas de 220 que hay en esta consultora por una causa totalmente justa y haber provocado casi la quiebra de la empresa por la prepotencia, avaricia y la mala fé de la dirección de la empresa.

Solo queríamos trabajar en condiciones dignas, en las mismas condiciones que lo hacíamos en Septiembre de 2008 cuando Alalza se hizo cargo del servicio de CGP y ya por entonces obtenía unos beneficios muy altos para lo poco que aportaba para obtenerlos, ya que solo aportaba personal a precio de saldo, como tantas otras empresas del sector informático.

Es bonito ver que se puede luchar y es dificil describir lo que siente uno cuando ha hecho todo lo que podía por luchar por algo justo. Nada puede pagar la sensación de no tener nada que reprocharnos a nosotros mismos, incluso si hubiésemos perdido. El poder ir con la cabeza alta, el haber visto el miedo en los ojos del dueño cuando nos miraba y haberle obligado a que nos tuviera que tratar con respeto, el pasar montado en el cercanías por delante de las oficinas centrales de la empresa y poder sonreir por lo que se hizó allí, empezando de la nada, sin saber nada de leyes, ni de convenios, ni de la propia estructura de CGT, sin el apoyo de ningún otro compañero de la empresa que no estuviera en el centro con nosotros… y acabar pasando por encima de un comité de empresa montado a toda prisa por la propia empresa.

Simplemente con las ganas de hacer lo máximo posible y por una vez ver lo que pasa cuando uno se queda y lucha hasta el final cuando todo el resto huye. No se puede pagar esta sensación con dinero, el dinero se gana y se gasta, pero lo que vivimos ese día es inolvidable.

Ganamos por realizar una huelga indefinida de 10 días convocada a través del método más legítimo: la asamblea de trabajadores. Ganamos por arriesgar el trabajo que ya se había devaluado hasta el punto de que no merecía la pena seguir, por dar la última batalla que nos quedaba antes de rendirnos definitivamente y plantearnos el irnos voluntariamente de la empresa.

Por querer ahorraros tres duros, por querer pisar a la gente hasta que se hundiera del todo. Por esos 108’18 euros brutos que nos quitasteis a 4 personas de nuestras nóminas de 1.050 euros prorrateados y que fué el detonante final de la huelga. Por todo aquello que tan mal hicísteis aquí teneis vuestro premio.

Poco más que decir, es nuestro momento y queremos disfrutarlo.

Gracias a tod@s l@s que nos habeis ayudado a que esto haya salido así.

Un abrazo a tod@s!!

En Madrid a 11 de Febrero de 2011. La Sección Sindical de CGT en Alalza S.I.

.

kaosenlared.net

¿Por qué atacan tanto a los sindicatos?

Uno de los grandes objetivos de las políticas neoliberales ha sido y sigue siendo debilitar a los sindicatos y han tratado de conseguirlo de muchas formas.

Juan Torres López | Para Kaos en la Red | 15-1-2011 a las 20:16 |

Uno de los grandes objetivos de las políticas neoliberales ha sido y sigue siendo debilitar a los sindicatos y han tratado de conseguirlo de muchas formas.

Tratan de convencer a los trabajadores de que conseguirán obtener más beneficios si negocian por su cuenta las condiciones de trabajo. Una estupidez evidente pero que logra calar muchas veces cuando al mismo tiempo y por todos lados se difunden ideas y valores individualistas y el rechazo a la cooperación y a la solidaridad para hacer creer a las personas que su futuro depende solo de lo que ellas hagan y no de su relación con todas las demás.

Suelen decir también que los sindicatos solo luchan por los intereses de sus afiliados pero la realidad es que todas las conquistas sociales que se han ido alcanzando a lo largo de la historia se han logrado gracias a la presión sindical y que de ellas se han beneficiado no solo los afiliados sino siempre la totalidad de los trabajadores.

A menudo difaman a los líderes sindicales. Y así hemos llegado a ver que los medios de comunicación que suelen ser propiedad de la gran empresa dedican ríos de tinta a tratar de denunciar que un sindicalista tienen un piso de 120 metros cuadrados o dos coches sin que digan nada presidentes de la patronal o de empresarios que son simples estafadores y sin mencionar que, en realidad, la inmensa mayoría de los afiliados y dirigentes de los sindicatos viven mucho más que modestamente.

Los críticos de los sindicatos les acusan de que son ellos los culpables de la baja productividad o de que las empresas no sean competitivas por su culpa, sin mencionar que es el esfuerzo diario de millones de trabajadores, y entre ellos los que están afiliados, es lo que hace que las empresas produzcan, salgan adelante y proporcionen beneficios a sus propietarios.

Se acusa a los sindicatos de gastar mucho dinero público pero cuando se dice eso no se compara lo que llega a quienes organizan y defienden a los trabajadores con lo que reciben directa e indirectamente instituciones como las iglesia católica, las patronales, los partidos políticos, las grandes empresas y las grandes fortunas y corporaciones. Y los mismos que denigran a los sindicatos porque según ellos derrochan el dinero son los que nunca piden que se tire de la manta de la economía sumergida, del fraude fiscal o que se prohíban de una vez los paraísos fiscales y los grandes privilegios de los grandes capitales y patrimonios. Y, sobre todo, no se dignan reconocer el hecho evidente de que si no fuese por ese dinero que reciben los sindicatos a los trabajadores les costaría mucho más defender sus derechos y vivirían en peores condiciones.

No voy a decir que todo lo que hacen los sindicatos está bien. Como en todas las organizaciones humanas hay oportunistas, burócratas y supongo que docenas de personas deshonestas y vendidas al enemigo. Pero me niego a aceptar que haya más que en otros lugares y, sobre todo, no estoy dispuesto a juzgarlos como si hicieran más daño que otras personas, instituciones u organizaciones que son responsables del padecimiento y la muerte de cientos de millones de personas, de las crisis que nos asolan y de los crímenes que pasan por ser grandes pelotazos financieros, como se nos quiere hacer creer.

Puede ser que haya sindicatos en donde una parte mayor o menor de sus dirigentes hayan sido en algún momento vencidos por las ideas neoliberales pero ni siquiera así admite comparación el daño que hayan podido producir con el que diariamente hacen quienes trabajan para el capital.

Los sindicatos son, simplemente, trabajadores normales y corrientes que se organizan. No conozco a muchos millonarios que se hayan afiliado en organizaciones sindicales para hacer carrera allí. Y su fuerza, la eficacia de su actuación y el éxito de su lucha depende de que no sean unos pocos sino muchos y dispuestos a no dejar pasar ni una brizna de corrupción ni cobardía.

Se puede admitir, porque es verdad, que los principales sindicatos españoles han perdido una gran parte de autonomía en los últimos años y que eso se ha traducido en un mayor sometimiento al poder económico y político. Pero es una falacia creer que eso se debe solo a la simple voluntad o a la “maldad” de los propios sindicalistas. Muchos de ellos habrán podido creer, yo creo que erróneamente, que la vía de la financiación pública era la que les llevaba a disponer de mayor fuerza y capacidad de acción. Pero ni siquiera eso es culpa exclsuivamente suya. Si hubiese muchos más miles de afiliados, si las clases trabajadoras no fuesen tan conservadoras y no hubieran asumido con tanta decisión los valores neoliberales, si en lugar de criticar desde fuera hubiese muchos miles más de afiliados presentes en sus asambleas, quizá los sindicatos no habrían terminado por ser tan dependientes y su trabajo a veces tan insatisfactorio y frustrante. Y es por ello que, si es que eso es un problema fundamental, tiene una solución que no puede ser la de abandonarlos a su suerte, como pregonan las derechas y muchos izquierdistas, sino la de estar con ellos, apoyarlos y unirse a su lucha para hacer que ésta sea de verdad la que convenga a todos los trabajadores.

Porque, con independencia de las preferencias ideológicas y de los prejuicios, las consecuencias de que haya sindicatos más o menos fuertes están bastantes claras. Allí donde los sindicatos son más débiles, allí donde hay menos afiliación sindical, allí donde su capacidad de negociación es menor, allí es donde viven peor los trabajadores, y no solo ellos, sino también las clases medias y los pequeños y medianos empresarios. Y, al mismo, tiempo, allí donde los poderosos quieren tener expedito su poder para ganar dinero y abusar de los trabajadores lo primero que hacen es acabar con los sindicatos y con los sindicalistas, matándolos si hace falta, como ha ocurrido y ocurre en tantos lugares del mundo.

Así lo subrayaba hace un tiempo el Premio Nobel de Economía Paul Krugman. En una conferencia ante la Labor and Employment Relations Association (LERA) de Estados Unidos decía que la menor afiliación sindical suponía que ese país había “perdido algo fundamental para mantener una sociedad decente”.

El Premio Nobel señalaba que la menor afiliación y las mayores dificultades para que los trabajadores se unieran a los sindicatos y así pudieran negociar mejor sus condiciones de trabajo eran una de las causas que provocaban el gran incremento de la desigualdad. Incluso mencionó investigaciones que habían puesto de relieve que un tercio de la diferencia en la desigualdad entre Estados Unidos y Canadá se debía a la caída en la afiliación en el primero de esos países. Y lo que quizá resultaba más relevante. Según Krugman, la sindicación actúa como una especie de “paraguas” que no solo beneficia, como dije más arriba, a los afiliados, sino a toda la sociedad trabajadora: “Para tener una sociedad de clase media se necesita un movimiento sindical fuerte”, dijo Krugman.

Por eso, se puede decir que lo que buscan quienes se están dedicando en España a debilitar a las organizaciones sindicales, a denigrar y calumniar a sus dirigentes y al conjunto de los sindicalistas y trabajadores y trabajadoras que se afilian a ellos, por muchos errores que hayan podido cometer, no es otra cosa que tratar de crear mejores condiciones para disfrutar de sus privilegios. No buscan una sociedad mejor, ni más austera, ni más libre, ni más productiva, ni siquiera más favorables para el empresariado (porque cuanto más bajos sean los salarios menos ganarán las empresas y cuanto peores condiciones de trabajo haya, menos productivas serán). Solo buscan tener las manos más libres y menos gente enfrente que esté dispuesta a impedir que sigan siendo privilegiados a costa de los demás.

Algunos datos pueden dar idea de a dónde lleva el debilitamiento de los sindicatos y la negociación de las condiciones de trabajo al margen de ellos.

En Estados Unidos, en 1980 un 24% de los trabajadores estaban representados por los sindicatos y en 2009, solo el 12,3% del total y el 7,6% de los del sector privado.

Pues bien, según las cifras del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, en 2009 la distribución de la renta había llegado a ser la más desigual de los últimos treinta años y los salarios alcanzaban su menor nivel sobre el total de las rentas en ese periodo. Según el Bureau of Labor Statistics, en marzo de 2009 el salario de los trabajadores no afiliados era un 20% menor que el de los afiliados, éstos disfrutaban de derechos en salud, vacaciones y otros conceptos que los primeros no tenían; el 78% de los afiliados tenía seguro médico frente a solo el 51% de los no afiliados y el 77% de los primeros tenía planes de pensiones frente a solo el 21% de estos últimos (Dave Johnson America Is Strong When Our Unions Are Strong).

Está claro, pues, lo que ocurriría en España si logran acabar con la negociación colectiva y reducir a los sindicatos a su mínima expresión. Y también por qué tratan de destruir a los sindicatos, por qué quieren que los trabajadores y trabajadoras nos alejemos de ellos y qué es lo que van a ganar si lo consiguen. Así que seremos sencillamente tontos si en lugar de apoyar, por supuesto todo lo críticamente que haga falta, a las organizaciones sindicales nos dejamos llevar por las cantinelas que lanzan quienes quieren que desaparezcan.

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla y miembro del Comité Científico de ATTAC España. Su web: http://www.juantorreslpez.com
.

kaosenlared.net

%d bloggers like this: