Exigen la retirada del monumento del falangista Onésimo Redondo

En un comunicado, la Plataforma para la retirada de símbolos franquistas reclama el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica y recuerda que esta reivindicación cuenta con el respaldo de 5.680 firmas. 

La Plataforma para la retirada de nombres y símbolos franquistas se concentrará este sábado, día 5 de noviembre, en la Plaza Mayor de La Cistérniga (Valladolid), para exigir la retirada del monumento a Onésimo Redondo, uno de los fundadores de la JONS y conocido como el ‘caudillo de Castilla’.

CONOCIDO COMO EL "CAUDILLO DE CASTILLA"

En un comunicado, la Plataforma reclama el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica y recuerda que esta retirada cuenta con el respaldo de 5.680 firmas que fueron entregadas el pasado 12 de mayo a la Subdelegación de Gobierno en la provincia.

Una vez celebrada la concentración, los manifestantes ascenderán hasta el cerro de San Cristóbal, donde se encuentra el monumento, para efectuar un derribo simbólico del mismo.

Noticias relacionadas:

#Resacelebrar rivalitza a Twitter amb #diadelaHispanidad i #VivaEspaña

Entitats com Òmnium Cultural fan jornada laboral amb total normalitat

La xarxa social del microblogging i de la immadiatesa, Twitter, bull en la jornada del 12 d’octubre. Des de Catalunya, els piulaires han aconseguit col·locar com a tendència a tot l’Estat espanyol l’etiqueta #Resacelebrar. Des de l’espanyolisme, les piulades que s’han colat com a més utilitzades han estat #diadelaHispanidad i expressions com ‘VivaEspaña’, “VivalavirgendelPilar’ o ‘fuerzasArmadas’. Entitats del catalanisme civil com Òmnium Cultural fan jornada laboral normalitzada i se salten la festivitat espanyola. Una jornada que el conseller de governació del primer govern Pujol, Joan Rigol, va aconseguir treure del calendari festiu a Catalunya i que per un decret administratiu va tornar a imposar-se el 1987.
El següent vídeo està emmarcat en la Història del segle XXI i delssegles dels segles, però el títol crec que és totalment inadequat encara que el relat és més que Reial …


La firma del oro que Aznar asesora es de las más sucias del planeta

Barrick Gold, la primera empresa mundial de extracción de oro, el valor refugio de los inversores ante el shock de los mercados acaba de contratar al expresidente español José María Aznar como asesor

Pepe Rusiñol | Publico | 6-10-2011 a las 4:24 | 

Mientras en 2007 la economía mundial empezaba a despeñarse precipicio abajo, una multinacional iniciaba su ascensión a los cielos de la rentabilidad de ensueño: desde entonces, en sólo cuatro años, ha llegado a multiplicar por ocho sus beneficios, que en el primer semestre de 2011 han escalado hasta los 2.160 millones de dólares.

Esta multinacional, con sede en Toronto, se llama Barrick Gold, la primera empresa mundial de extracción de oro, el valor refugio de los inversores ante el shock de los mercados. Esta es la firma que acaba de contratar al expresidente español José María Aznar como asesor.

El espectacular ascenso, sin embargo, tiene también su reverso: desde 2007, se han encadenado exhaustivos informes de las más prestigiosas o­nG de derechos humanos (Human Rights Watch, Amnistía Internacional) y ecologistas (Greenpeace, Amigos de la Tierra) denunciando los supuestos atropellos cometidos por la multinacional en su carrera hacia la máxima rentabilidad. La empresa que describen estos informes, y que en 2008 llevó al fondo soberano de Noruega a retirar por motivos éticos los 245 millones que tenía invertidos en la compañía, es también la firma que ha contratado a un expresidente del Gobierno español.

En 2007, CorpWatch, entidad de referencia en la fiscalización de las multinacionales, divulgó el estudio Los secretos sucios de Barrick. Las comunidades de todo el mundo responden a los impactos de las minas de oro. Y, desde entonces, a ojos de las o­nG más importantes, la primera productora mundial del mineral ha ido asociada a la etiqueta de “oro sucio”.

Pese a que Barrick Gold se ha ido incorporando en los últimos años a los programas voluntarios de responsabilidad social corporativa, como el que bajo el nombre de Global Compact impulsa la o­nU, y que ha tratado de refutar todas las acusaciones, los informes críticos se han ido sucediendo, con intensidad cada vez mayor.

Pésimo comportamiento

Y no sólo por parte de las o­nG: en el ranking anual que elabora la consultora suiza Covalence sobre “comportamiento ético” de las multinacionales, Barrick Gold se hunde en los peores puestos: en el listado de 2010, el último divulgado públicamente, ocupa el lugar 569 sobre un total de 581 multinacionales analizadas. Que la lista está elaborada con criterios sin relación con los grupos de activismo o de grupos anticapitalistas lo demuestra su composición misma: el ranking está encabezado por IBM, Intel y el banco HSBC.

Prestigiosas o­nG han encadenado informes muy duros contra la empresa

En su informe, Covalence hace referencia a la destrucción de vivendas en los aledaños de la mina de Porgera (Papúa Nueva Guinea), la manipulación de títulos de propiedad sobre la tierra en Chile y Australia, vertidos tóxicos en Tanzania que, según activistas, causó 45 muertos, y los proyectos para extraer oro en Pascua Lama, en la frontera andina entre Chile y Argentina, cuyos preparativos sobre el terreno han provocado ya la disminución de hasta el 70% de tres importantes glaciares, según Greenpeace.

La mina de Pascua Lama y Latinoamérica en su conjunto son precisamente la gran prioridad de Barrick Gold para aumentar sus beneficios en los próximos años, según los últimos informes que la firma ha presentado a los inversores. Las expectativas son altísimas, sobre todo en dos explotaciones mineras que pretenden poner en funcionamiento antes de 2013: la citada de Pascua Lama y la de Pueblo Viejo (República Dominicana).

En ambos casos, prevén una altísima rentabilidad, con costes de producción muy por debajo de las minas que la empresa tiene en EEUU, Australia y África. Barrick Gold estima generar entre ambos un ebitda de 2.800 millones de dólares anuales durante los cinco primeros ejercicios a pleno rendimiento. Es decir, 14.000 millones de dólares en sólo cinco años y dos proyectos.

Esta nueva inyección prevista supondría proseguir aún más la escalada de rentabilidad de la multinacional, ya muy acelerada desde 2007, incluso si disminuyera el precio del oro. En 2010, los beneficios de la empresa generados por las 27 minas que explota en 15 países ascendió a 3.279 millones de dólares.

Reducción de costes

Los proyectos de Pascua Lama y de Pueblo Viejo permitirían a la firma, según sus cálculos, aumentar la producción en 1,5 millones de o­nzas de oro al año (casi un 20% más), reduciendo simultáneamente el coste global de producción de la compañía en otro 20%, porque, en ambos casos, se trata de “recursos de alta calidad” en proyectos de “bajo coste”, según resalta el informe a los inversores del pasado julio.

Barrick ha suscrito varios programas voluntarios de responsabilidad social

El único problema que le queda sortear a la empresa es la creciente oposición popular, sobre todo en Argentina, que lleva aparejada una pugna legal: ¿se aplicará la nueva ley de protección de glaciares al proyecto? Una amplia plataforma de la que forma parte Greenpeace presiona para que así sea, lo que amenazaría este nuevo filón, tan importante para Barrick Gold.

Leire Urkidi, investigadora de la Universidad del País Vasco, centró buena parte de su tesis doctoral en el proyecto de Pascua Lama y la oposición social que ha generado: “Se trata de minería a cielo abierto, que prevé el uso de cianuro y grandes hoyos en plenos Andes, con rocas sulfurosas que generarán mucha acidez y metales pesados en el agua; además, sólo con los trabajos de preparación ya se ha reducido el tamaño de tres glaciares”, explica. “La oposición se ha extendido a muchos lugares de Argentina y se ha creado una red potente para combatir el proyecto”, añade.

Y con un subcontinente que, a diferencia de Europa, ha virado hacia la izquierda, los movimientos de base que se oponen a la minera no se han quedado sólo en Argentina, sino que se han extendido también a República Dominicana, Perú y Colombia, otro de los países que se propone explorar Barrick Gold.

“Oposición creciente”

“Ahora mismo, Barrick Gold es una de las multinacionales más cuestionadas en toda América Latina y, aunque se gasta muchísimo dinero en lobby, hay una oposición creciente de los movimientos sociales a todos sus proyectos porque es una empresa muy soberbia, contaminante y que arrasa con todo lo que se interpone en su camino”, explica en conversación telefónica desde Quito César Padilla, coordinador del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL).

Magdiel Carrión, presidente de la Coordinadora Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería, en Perú, se muestra aún más tajante: “Están contaminando nuestros ríos y, por tanto, matando nuestra agricultura y nuestra forma de vida”, subraya uno de los líderes que ha dirigido ya varios paros contra su actividad. Y prepara otra huelga en términos dramáticos: “Vamos a paralizar la producción, aunque cueste vidas, pero no podemos aguantarlo más”.

Andy Lloyd, portavoz de Barrick Gold, declinó explicar si existe alguna relación entre la creciente oposición a la multinacional en Latinoamérica y el fichaje de Aznar. Tampoco quiso detallar su retribución, al ser materia “confidencial”. El portavoz se limitó a recordar por correo electrónico que los asesores aconsejan a la dirección “en aspectos estratégicos y geopolíticos”, que se reúnen una vez al año y que están permanentemente disponibles para asesorar en “asuntos específicos”.

Para Barrick Gold, el asunto específico se llama ahora América Latina.

Fuente: kaosenlared.net

El penúltimo emperador franquista: Aznar López

Muchos claman al Papa para que pida disculpas. Yo nunca he oído a ningún musulmán pedirme a mí disculpas por haber conquistado España. ¡Nunca!” “Nuestro enemigo es tan feroz que se trata de él o nosotros, de nuestra victoria o de nuestra derrota

Aznar López. 2005. Whasington.

Pedro Luis Angosto | Actualizado 29 Septiembre 2011 – 08:37 h.

Su abuelo, Manuel Aznar Zubigaray perteneció al PNV durante unos cuantos años, pero hombre de culo inquieto decidió aproximarse a los conservadores republicanos cuando volvió de Cuba justo al proclamarse la II República. Desde el diario El Sol bailó todas las danzas, terminando, tras el golpe de Estado fascista de julio de 1936 convertido en uno de los mayores aduladores del sanguinario caudillo de España por la Gracia de Dios, ocupando después numerosas embajadas con el objetivo de difundir las grandezas de la Falange, la hispanidad y la espada más limpia de Europa. Para la posteridad dejó un ejemplo de coherencia política infinita y la Historia de la Cruzada, un libro sagrado que no debería faltar en la biblioteca de todo español que se precie de serlo. En el trono de la dinastía le sucedió el alférez Manuel Aznar Acedo, quien luchando contra las inclemencias del tiempo y las multitudes, consiguió llegar el primero a Alicante para velar el cadáver de José Antonio Primo de Rivera antes de salir en procesión rumbo a Madrid. Aquel gesto inenarrable, hoy casi olvidado, le sirvió a Aznar Acedo para dirigir desde 1942 a 1965 la Cadena Ser y Radio Nacional de España, además de otros muchos diarios, revistas y hojas oficiales que sería prolijo enumerar, terminando su carrera política junto a Manuel Fraga Iribarne en el ministerio de Información y Turismo, al frente de los servicios de propaganda franquista.

Es cierto, ya lo hemos dicho en muchas ocasiones, nadie tiene la culpa de ser hijo, nieto o bisnieto de quien sea; es más, la obligación de un hijo ante un buen padre es amarlo sobre todas las cosas. Sin embargo, una cosa es amarlo y otra venerar su pensamiento y su trayectoria pública. José María Aznar López es, además de muchas otras cosas que silencio por aquello de los juzgados, digno hijo y nieto de su padre y de su abuelo, por quienes siempre sintió un amor indescriptible y una admiración política y económica fuera de toda duda. Criado en los principios del movimiento nacional-católico, discípulo de los padres marianistas que regían el colegio del Pilar, Aznar López tuvo la gallardía de ponerse una españolísima camisa azul para acudir a clase el día en que arreciaban las protestas por el asesinato de Enrique Ruano y ya se sabe, la patria siempre recompensa a los valientes. Más tarde, el 1 de julio de 1969, sintiéndose aludido por un artículo de la revista SP, escribió un gallardo artículo del que entresacamos estas jugosas líneas: “Permítame Sr. Director realizar una pregunta: ¿No cree, usted, que teniendo un apellido de gran fuerza política como el que tengo; teniendo familiares como tengo en los más altos cargos políticos de la Nación, prácticamente; teniendo un historial falangista en mi familia como el que poseo: no cree, usted, repito, que para mí hubiese sido más fácil el irme al Movimiento y estar de convidado, que el estar listo para militar al lado de los “falangistas independientes”? Repito que hay casos peores que el mío y lo repito porque hay señores como el Sr. Martínez que lo olvidan y encima tachan a los falangistas “independientes” de convidados. Si el Sr. Martínez se hubiera tomado el trabajo de conocer a algún “falangista independiente”, se habría dado cuenta de que no forman especie alguna. Ellos son, por más que le pese a muchos, la auténtica encarnación del pensamiento joseantoniano, que no es precisamente el del Movimiento”. Aznar López se la estaba jugando, era joven y creía en la revolución, en que España debía seguir la senda trazada por José Antonio, “El Ausente”, para lograr así marchar por rutas imperiales. Todo un ejemplo de heroicidad y entrega que siempre marcaría su vida. Su amor por uno de los principales fundadores del fascismo español, llegaría a tal extremo que en 1979, poco después de que Tierno Galván ganase las elecciones al Ayuntamiento de Madrid, se opuso con vehemencia a que la Gran Vía madrileña dejase de llamarse José Antonio. No se trataba de que a esa hermosa callel la fuesen a rotular con el nombre de Stalin, no, simplemente le iban a poner: Gran Vía.

Pues bien, con esa maravillosa formación democrática, Aznar López conquistó Castilla y León, y como si fuera Pelayo o Wifredo el Pelos, emprendió la reconquista de España, utilizando para ello el embuste, el enredo, la descalificación, el insulto, la altanería y la mediocridad de alguien cuyo pensamiento cabe en un papel de fumar. Llegó a hablar catalán en la intimidad, negoció con ETA hasta la extenuación y llamó al grupo terrorista Movimiento Vasco de Liberación Nacional, seguramente una traición del subconsciente debido al profundo vasquismo de su abuelo Manuel. De acuerdo con los nacionalistas, modificó la ley del suelo para permitir que ningún solar patrio quedase sin su correspondiente edificio, disminuyó la Inspección de Hacienda, autorizó la creación de universidades privadas dónde los ricos pudiesen sacar sus títulos sin demasiadas pegas, privatizó totalmente las empresas públicas más rentables y desreguló el mercado financiero tal como hacían los neocon en Estados Unidos y otros países satélites, permitiendo de ese modo que, ante la perspectiva que se abría a la construcción, los bancos prestasen sin ningún tipo de seguridad sobre el cobro futuro y muy por encima del valor del bien hipotecado. Se inició así el ladrillazo que nos tiene atrapados, pero sobre todo nació de su política económica la inmensa deuda privada que nos lastra y nos empobrece de verdad, pues no es la deuda del Estado lo que pone en peligro nuestra economía –es perfectamente asumible- sino la que se deriva de aquel inmenso desatino que gracias a la estrategia crediticia irresponsable de su gobierno y de los bancos hizo creer a muchos que con dar dos palos al agua se hacía uno millonario, podía cambiar de mercedes cada seis meses y llamar a los funcionarios inútiles porque ganaban 1.200 euros al mes: ¡Eso me lo gano yo muchos días en una hora!

Aznar, ese hombre, introdujo en la democracia borbónica española la política del chulo, del grito, del insulto, del zafio, del señoritingo, del que habla de todo y no sabe de nada, del mentecato, del faltón, del paleto, institucionalizándola. Hasta su llegada, la derecha, en casi todas sus vertientes, guardaba las formas. Con su llegada, se quitó la máscara y nos llenó la vida de Aguirres, Villalongas, Pizarros, Ratos, Barberás, Zaplanas, Acebes, Rajoys –no sabe, no se acuerda, no contesta, no me interesa, no estuve allí-, Alperis, Fabras, Castedos, Gallardones, Vidales, Orejas, Costas, Aliertas, Teófilas, Cospedales, Cascos, Botellas y otros especímenes dignos de estudio. Lejos de sentirse avergonzado por su nefasta obra, por habernos llevado hasta a la proximidad del corazón de las tinieblas, ese hombre, Aznar, da consejos como si fuese el sabio de las siete cabezas, se mesa la melena y anuncia que está dispuesto a ofrecer nuevas glorias a España. Entre tanto, se dedica a hacer patria desacreditando la capacidad económica de su país, pero no la suya, pues cobra 200.000 euros como asesor de Endesa, 170.000 como consejero del grupo mediático ultraconservador del magnate Rupert Murdoch, un pellón de euros por los tres libros que le ha publicado planeta sin saber por qué ni para qué, otra barbaridad por hacer intermediario de la mayor empresa de minas de oro del mundo en Suramérica y una cantidad que desconozco de la empresa que tiene constituida con su santa mujer, Doña Ana Botella. Antes de entrar en política, vivían de su sueldo como funcionarios del Estado, aparte de lo que les diesen los papis. Todo un ejemplo a seguir.

Otros artículos de Pedro Luis Angosto

Un juez determina que una calle de Sevilla vuelva a tener el nombre de un aviador franquista

Calle José María Osborne, Sevilla Captura de Google Street View de la calle José María Osborne, en Sevilla. (GOOGLE MAPS)

  • La calle José María Osborne cambió su denominación en virtud de la Ley de Memoria Histórica.
  • Según la sentencia, este nombre “no evoca la sublevación o la represión franquista”.
  • El juez asegura que los sevillanos asocian este apellido a “bodegas, vinos o toros”.
  • Osborne prestó servicio en el bando franquista durante la Guerra Civil hasta que su avión fue derribado en 1938.
EFE. 25.09.2011
Un juez ha ordenado devolver a una calle sevillana el nombre de José María Osborne, que fue retirado en virtud de la Ley de Memoria Histórica, porque tal denominación no “evoca, recuerda o enaltece la sublevación, la Guerra Civil o la represión franquista”.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 dice en su sentencia que 73 años después del inicio de la guerra, la mayoría de los sevillanos de hoy en día asocian el apellido Osborne a “bodegas, vinos o toros” y a la empresa La Cruz del Campo, de la que José María Osborne fue presidente.

Osborne era aviador y durante la Guerra Civil hizo 48 vuelos de enlace y 68 de guerra para el bando franquista, y posteriormente se convirtió en piloto militar hasta que su avión fue derribado en diciembre de 1938.

La sentencia sostiene que el anterior Gobierno municipal sevillano, presidido por Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), “no interpretó adecuadamente” la Ley de Memoria Histórica cuando en 2009 quitó el nombre a dicha calle, y atiende la petición de Enrique Osborne, legitimado para hacerlo por ser sobrino del titular de la calle, aunque no entra a considerar sus restantes peticiones de que se retiren los nombres de las calles Dolores Ibárruri “La Pasionaria” y José Díaz.

El juez analiza la Ley de Memoria Histórica y dice que el nombre de una calle entraría en la categoría de símbolos, y como tal debería “evocar, por sus características, la Guerra Civil o la dictadura, conmemorándola, recordándola o exaltándola”.

Osborne, añade, no participó en el alzamiento militar como promotor o dirigente, sino que se unió como piloto civil, no pudo participar en la represión franquista porque murió en 1938, por lo que solamente podría constituir, en su caso, un símbolo de la Guerra Civil al participar como piloto de un bando y ser abatido por el otro.

Pero “probablemente sea desconocida para la mayoría de los sevillanos su participación como piloto en la Guerra Civil, así como su muerte en combate”, dice la sentencia.

Por ello, según las “convenciones sociales actuales”, el piloto Osborne no entra en el grupo de “nombres, placas, escudos o monumentos que al ser vistos por el sevillano de hoy le evoquen, recuerden o enaltezcan la sublevación, la guerra civil o la represión franquista”, dice el juez en una sentencia que puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Relacionadas en 20minutos.es

José Bono, hijo de falangista, omite condenar el golpe de Estado fascista de 1936 entre aplausos de la bancada del PSOE

José María Pedreño, presidente de la asociación Foros por la Memoria, ha pedido la dimisión de Bono por el discurso que ha hecho en el aniversario del golpe de Estado de 1936. La cabra tira al monte.

Kaos. Antifascismo y Memoria histórica | Prensa/Agencias | 20-7-2011 a las 1:17 | 

El célebre discurso de Manuel Azaña en el que pedía “paz, piedad y perdón” ha sido el eje de la declaración que el presidente del Congreso, José Bono, ha leído para conmemorar el 75 aniversario del golpe de Estado militar que propició la Guerra Civil.

En las palabras del socialista  no se ha incluido una declaración explícita  de condena del golpe ni de la violencia, algo que esperaban los grupos de izquierda del hemiciclo en este acto realizado al finalizar el Pleno. El texto, de apenas 17 líneas, ha sido elaborado por Bono, según ha explicado él mismo, lo que suscitó  las quejas de varios grupos  por no haberles consultado este extremo. Casi la mitad de la redacción es la transcripción literal del  discurso del presidente de la República.

El presidente del Congreso ha iniciado la declaración recordando que ayer no sólo se cumplieron 75 años del inicio de la guerra, sino también 73 años del discurso que Manuel Azaña, presidente de la República, dio en pleno conflicto en el ayuntamiento de  Barcelona.

Ha reproducido buena parte de aquel discurso, en el que Azaña señalaba que si el “genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio” hay que pensar “en los muertos”, los hombres que cayeron “luchando magnánimamente por un ideal grandioso” y que “ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor”.

Los mismos muertos, que, dijo Azaña y ha continuado leyendo Bono, “nos envían el mensaje de la patria eterna  que dice a todos sus hijos paz, piedad y perdón”.

“Sirvan estas palabras” de Azaña, ha concluido el presidente del Congreso, “para rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales y ojalá sirvan también para desterrar el odio y la intolerancia de nuestras vidas”.

La declaración de Bono ha sido aplaudida sobre todo por el PSOE y algunos diputados populares, pero no  por los parlamentarios de la izquierda minoritaria.

Al finalizar su discurso, un hombre que estaba sentado en la tribuna de invitados se ha puesto en pie y ha exhibido una fotografía de una víctima de la Guerra Civil con la leyenda:  “Asesinado el 16 de septiembre de 1936. 75 años sin justicia”.

El presidente del Congreso ha conminado a este invitado y a su acompañante a que se abstuviesen de más manifestaciones y se sentasen.

Primeras reacciones de las víctimasJosé María Pedreño, presidente de la asociación Foros por la Memoria, ha pedido la dimisión de José Bono por el discurso que el presidente del Congreso ha hecho en el aniversario del golpe de Estado de 1936. “Bono es el clásico heredero ideológico del fraquismo que se ha situado en un partido autoproclamado como de izquierda”, denuncia Pedreño, a la vez que lamenta que el socialista haya usado “fuera de contexto” el discurso de Manuel Azaña. “Esas palabras se pronunciaron en un contexto de guerra y encaminadas a negociar la paz”, indica Pedreño a quien, por otro lado, no le sorprende el alegato de Bono. “Los que ganaron la guerra volvieron a ganar en la Transición”, sostiene el presidente del colectivo que integran varias asociaciones de memoria. “Parece mentira que miembros del PSOE  hagan ese ejercicio de neofranquismo cuando tienen miles de compañeros  en fosas comunes”, remacha.

Ludivina García Arias, presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio español, ve en el discurso de Bono una “ocasión perdida” de condenar un régimen dictatorial “surgido con el apoyo del fascismo europeo”. La condena no producida hubiera reforzado, a juicio de García Arias, “los valores de la democracia” y al mismo tiempo habría “deslegitimado los restos de ese fascismo que aún quedan en la sociedad”. “Habría sido un buen ejemplo para los jóvenes”, lamenta la presidenta de la asociación que recientemente recogió  más de un millar de firmas  contra el  Diccionario Biográfico Español, que define el régimen de Franco como “autoritario”. García recuerda que este aniversario también lo es del momento en el que el pueblo “trató de impedir la sublevación militar y que no prosperara el franquismo”.


Las víctimas del franquismo ven “vergonzosa” la actitud de Bono El presidente del Congreso elabora personalmente un texto en el 75 aniversario del 18 de julio en el que usa a Azaña para no condenar el golpe de Estado fascista JUANMA ROMERO Madrid 19/07/2011 23:57 Actualizado: 20/07/2011 00:11

Imposible. 75 años después de que un golpe de Estado truncara la corta historia de la Segunda República y desencadenara la Guerra Civil y la dictadura, el pleno del Congreso de los Diputados sigue sin condenar de forma expresa la sublevación militar. Hoy la oportunidad se volvió a escapar de las manos. Y todo por decisión del presidente de la Cámara, José Bono. Su actitud llenó enseguida de indignación a la izquierda parlamentaria, a parte del Grupo Socialista y sobre todo a las víctimas de la represión franquista y sus familiares.

Pasaban pocos minutos de las 19.30 horas. Bono llamó a votación. Ese era el momento elegido por él mismo para dar lectura a una declaración revestida con el apodo de institucional en la que teóricamente se iba a condenar la insurrección del 18 de julio y el franquismo, por primera vez en el pleno de la Cámara baja. Al menos, esa era la encomienda que le hicieron llegar el jueves pasado los diputados de IU-ICV, Gaspar Llamazares y Núria Buenaventura, que de hecho ya habían elaborado un documento. Bono, en aquella reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces, recogió el guante y se comprometió a redactar él mismo un texto “equilibrado, ponderado”, y no de partido, que leería en el primer pleno que sucediera al 75º aniversario del golpe de Estado. Y así lo hizo.

Bono no consultó con los portavoces parlamentarios hasta última hora, bien avanzada la sesión plenaria, como censuraron a la salida algunos de ellos. “¿No haces una condena del franquismo?”, le preguntó Llamazares cuando vio el texto, según su propio relato. “No”, le respondió el jefe de la Cámara. El diputado de IU se quedó perplejo.

El presidente procedió. Leyó la “declaración del Congreso al cumplirse 75 años del inicio de la Guerra Civil”. Solapó ese aniversario con los 73 años que el lunes también cumplía el discurso que pronunció Manuel Azaña en el Ayuntamiento de Barcelona, en plena contienda. Bono reprodujo las últimas palabras del entonces presidente de la República.

Gaspar Llamazares: “Estamos entre la amnesia del PP y la debilidad del PSOE” 

“Si el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio y con el apetito de destrucción -advertía Azaña-, que piensen en los muertos y escuchen su lección: la de esos hombres que han caído embravecidos en la batalla […] y que ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: paz, piedad y perdón”. Palabras que debían servir, según Bono, para “rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales” y que “ojalá” puedan emplearse para “desterrar el odio y la intolerancia”.

Y punto. Ninguna referencia al Gobierno legítimo de la República, ni al golpe de 1936, ni a Francisco Franco, ni a la dictadura, ni a la represión. Ni tan siquiera una diferencia entre los que defendieron al Estado republicano frente al ataque de los rebeldes. PSOE y PP respondieron con un aplauso. La izquierda minoritaria se negó a replicar el gesto.

Hasta la dimisiónIgual hicieron las víctimas. El presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, tachó de “vergonzosa” la intervención de Bono, porque tal tibieza no se reproduce ni con los que murieron en el Holocausto o por actos terroristas. “Me parece una vergüenza que diga eso ante el delito mas grande del Derecho Penal”, el de genocidio. El portavoz de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria, Francisco Vigueras, también deploró que el Congreso aún no haya condenado el golpe. “Me parece bien que se recuerde a Azaña, pero la Cámara debería condenar de forma contundente a los militares golpistas, que no tuvieron ni piedad ni clemencia con el vencido”, aseguró.

A Josep Cruanyes, portavoz de la Comissió de la Dignitat, las palabras de Azaña le dejaron “frío”. “Este día me evoca a decir que esperamos que nunca más vuelva a pasar que las tropas reaccionarias utilizan la fuerza en contra de la libertad de expresión y de la democracia. El discurso de Azaña es de 1938, y pesimista, cuando ya se veía que perdía la guerra. No es el momento de hacer este discurso. Es hora de afrontar las cosas como son”, dijo.

José María Pedreño: “Bono es el clásico heredero ideológico del franquismo”

José María Pedreño, presidente de Foros por la Memoria, pidió directamente la dimisión de Bono: “Es el clásico heredero ideológico del fraquismo que se ha situado en un partido autoproclamado de izquierdas. Parece mentira que miembros del PSOE hagan tal ejercicio de neofranquismo cuando tienen miles de compañeros en fosas comunes”. Pedreño lamentó, como Cruanyes, que el presidente de la Cámara descontextualizara el alegato de Azaña, pronunciado en plena guerra y para “negociar la paz”.

Para Julián Rebollo, de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, que el Estado aún no condene una sublevación que se cobró “cerca de 200.000 víctimas”, prueba el sentido de las movilizaciones, “para que se sepa la verdad, que fue un genocidio”.

Matías Alonso, coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica y exedil socialista, se fijó en las palabras finales de Azaña. Paz, piedad y perdón, las que no tuvieron “miles y miles de vencidos, y las que necesitarían las legiones de ancianos que no han recuperado los restos de sus familiares”. Alonso achacó la imposibilidad de alumbrar un texto “más contundente” a la “correlación de fuerzas actual, con el PP y los nacionalismos de derechas”. “Ojalá seamos capaces de votar un Congreso que condene el golpe. El problema es que media Cámara no siente de verdad esos valores”, agregó.

“Agua bendita”Al final, todo fue “agua bendita”, según tuiteó al instante un decepcionado Llamazares. “Bono al final no ha sabido salir del jardín en el que él mismo se metió, ha utilizado a Azaña para no criticar el golpe, de una forma muy jesuítica”, añadió, en declaraciones a Público. “Así estamos, entre la amnesia del PP y la debilidad del PSOE. Por eso seguiremos dando la batalla”.

Emilio Silva: “Es una vergüenza que diga eso ante el delito mas grande”

Buenaventura se hacía cruces. Recordaba que ella y el portavoz de IU, en su borrador de la pasada semana, tomaban como base la proposición no de ley que la Comisión Constitucional del Congreso aprobó por unanimidad -hasta con el PP, por tanto- el 20 de noviembre de 2002, con la que se condenó el franquismo y se reconocía a sus víctimas. Hilo del que tiró la Ley de Memoria Histórica, de 2007, fustigada por los conservadores. “Ahora no hemos llegado ni a eso. Es miedo, cobardía del PSOE y esa falsa equidistancia entre vencedores y vencidos”.

El republicano Joan Ridao intentaba verle alguna arista positiva a la polémica: que Bono se apoyara en Azaña, y “no en una solución creativa de las suyas”. Pero había que aprender del error: “Era un riesgo innecesario trasladarle este cometido al presidente. Habría sido mejor que todos los portavoces hubiéramos pactado un texto”. Francisco Jorquera, del BNG, remarcaba el hecho “inaudito” e irrefutable: que 75 años después el golpe aún quede limpio de todo reproche del Parlamento. Y entre pasillos algunos diputados del PSOE no ocultaban, mientras, su malestar.

Fuente: kaosenlared.net

Aznar mas a la derecha que el mismo Franco: “Estar con Israel es defender la paz”

El expresidente del Gobierno rechaza la propuesta de Obama de crear un Estado palestino con base en las fronteras de 1967 por considerarlas “inseguras” y aseguró que los riesgos a los que se enfrenta Israel son los mismos que amenazan a las potencias occidentales.

Kaos. Internacional | Publico | 1-6-2011 a las 18:56 |

El expresidente del Gobierno rechaza la propuesta de Obama de crear un Estado palestino con base en las fronteras de 1967

El expresidente del Gobierno José María Aznar rechazó este martes la negociación para crear un Estado palestino con base en las fronteras de 1967 por considerarlas “inseguras” y aseguró que los riesgos a los que se enfrenta Israel son los mismos que amenazan a las potencias occidentales.

“Defendemos el derecho de Israel a escoger las condiciones del acuerdo”, dijo Aznar en una ponencia sobre Oriente Medio en la Sociedad de Beneficencia Israelita Brasileña Albert Einstein de Sao Paulo.

El presidente de honor del Partido Popular español precisó que las fronteras del 67 “no son seguras y no pueden ser la base” para las negociaciones en el conflicto entre israelíes y palestinos, como sí defendió hace apenas dos semanas el presidente de EE.UU., Barack Obama.

“Podemos tener la total seguridad de que se alzarán muchas voces para presionar a Israel y nosotros estamos preocupados porque Israel no tenga los suficientes aliados y creemos que hay que actuar para que ese escenario no se materialice”, dijo.
Idea de Obama

Obama señaló como referencia para la negociación en el conflicto las fronteras de 1967, año en el que se produjo la Guerra de los Seis Días, el tercer enfrentamiento con los países árabes, que concluyó con la ocupación israelí de Cisjordania y Jerusalén Este, Gaza, la Península del Sinaí y los Altos del Golán.

Aznar, quien también está al frente de la Fundación de Análisis y Estudios Sociales (FAES), precisó que Israel es “una tierra de oportunidades, prosperidad y futuro”.

“Los riesgos y amenazas que sufre Israel son los riesgos que sufrimos nosotros”, apostilló en su intervención, dentro de las actividades de la iniciativa Friends of Israel, de la que Aznar forma parte junto a otros exdirigentes mundiales.

“Entiendo que estar con Israel es defender la paz. Yo creo en Israel y no me avergüenzo de decirlo” y añadió: “Cuando la gente deslegitima a Israel, nos deslegitima a nosotros”.

Defender al estado de Israel es “una causa justa”

Defender al estado de Israel es “una causa justa” porque, a su juicio, el Estado judío comparte con los países democráticos una serie de valores entre los que citó “la libertad, la tolerancia, el pluralismo, la igualdad entre hombres y mujeres”.

El que fue jefe del Ejecutivo español entre 1996 y 2004 señaló que la principal dificultad a la que se enfrenta Europa no es la crisis internacional, sino la pérdida de valores.

“El principal problema que tiene Europa hoy es que Europa es el reino del relativismo, que los europeos no creen en nada ni quieren creer en nada”, dijo para añadir que Friends of Israel intenta “evitar el aislamiento para Israel”, así como aportar legitimidad a ese país y presentarlo “como un país normal”.

Argumentó que el mundo occidental ha dado a luz a “las sociedades más libres, más estables y más prosperas” de la historia y criticó que en algunos países de América Latina se haya desarrollado una campaña para el reconocimiento de un Estado palestino de forma unilateral y sin negociación.

Reconocimiento de Palestina

“Cualquier reconocimiento unilateral del Estado palestino significa una acción contraria a una paz que consideramos necesaria”, dijo.

Asimismo, consideró que Israel es “la última isla de estabilidad que queda entre Marruecos y Pakistán” y dijo que el grupo Hamas es una “organización terrorista” que, al igual que el movimiento de los Hermanos Musulmanes, “busca destruir al Estado de Israel”.

“De todos los problemas políticos que tiene el mundo, el más importante es hacia dónde evolucionará el mundo musulmán”, concluyó.

Fuente: kaosenlared.net

%d bloggers like this: